Grupo Yllera, la I+D+i para volver a los orígenes en la elaboración del vino

La innovación es sin duda el denominador común de los socios de Vitartis ­—empresas, centros tecnológicos y universidades— que les ha llevado, en la mayoría de los casos, a marcar la diferencia. Y es que la innovación ha convertido al sector agroalimentario en un espejo en el que mirarse, seña de identidad de Castilla y León.

La publicación ‘Alimentos del futuro 2020’, que edita Vitartis, es el relato de más de 50 casos prácticos de innovación, que han llevado a cabo 44 socios de Vitartis: 36 empresas, cuatro universidades y otros tantos centros tecnológicos.

En este contexto, las bodegas han apostado fuerte por impulsar sus departamentos de investigación, desarrollo e innovación para lanzar al mercado productos diferenciadores y de gran calidad, adaptándose a los nuevos hábitos de consumo de una población cada vez más exigente, en un mercado muy competitivo.

Nuestro socio Grupo Yllera es un claro ejemplo de que invertir en innovación e investigación da sus frutos. La bodega mantiene un compromiso con la I+D+i desde la década de los 80, ofreciendo al mercado productos seguros y de máxima calidad, respetando el entorno.

En los últimos años, su división de I+D+i la ha enfocado sus esfuerzos en “desvestir los vinos blancos”, principalmente a los de la variedad verdejo, en volver a los orígenes e influir lo menos posible en la elaboración, respetando al máximo la calidad de la uva. Unas prácticas que se han aplicado también en los espumosos ancestrales, en el Orange wine y en el Sauvignon tinaja.

Bajo el título ‘Objetivo: dar más margen al factor sorpresa’, Grupo Yllera nos cuenta en ‘Alimentos del Futuro’ sus últimos casos de innovación. El artículo completo lo puedes leer en las páginas 132 y 133