Vitartis impulsa un proyecto para optimizar el uso de agua y el control inteligente de su consumo en las bodegas

Grupo Yllera participa en el proyecto Bodegas 4.0 en el que se abordará el proceso de depuración y reutilización a través de una combinación de tecnologías innovadoras y cuyos resultados se podrán implementar en otras empresas. 

VALLADOLID. 12 DE ABRIL DE 2022

La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, impulsa la optimización del uso del agua y el control inteligente de su consumo en las bodegas a través del proyecto Bodegas 4.0, que permitirá probar sistemas de digitalización, así como implementar otros de mantenimiento predictivo.

En el proyecto participan, junto a Vitartis, el clúster para el uso eficiente del agua-ZINNAE, así como dos pymes proveedoras de tecnología (Velaber Consulting y ACAI depuración) y otras dos bodegas: Grupo Yllera, socio de Vitartis, y Bodegas Aragonesas.

El desarrollo de este proyecto contempla la realización de un análisis pormenorizado del uso de tecnologías en ambas bodegas, con lo que se podrá evaluar el impacto de las tecnologías 4.0 sobre los costes de operación y mantenimiento.

En este contexto, se testarán tecnologías y herramientas digitales (como el IoT y la gestión inteligente) para la caracterización de flujos de agua en bodegas. También se trabajará con herramientas LEAN y de tratamiento masivo de los datos aportados por la sensórica. Y se abordará el proceso de depuración y reutilización de agua a través de una combinación de tecnologías innovadoras (biodiscos, nano-membranas y sistemas de sensórica y control). Los resultados del proyecto podrán ser implementados posteriormente en otras empresas del sector.

Bodegas 4.0 es un proyecto apoyado por la convocatoria de octubre de 2021 de apoyo a AAEEII del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, financiada por la Unión Europea – Next Generation.

Sobre Vitartis

Vitartis es la asociación que representa los intereses de la industria agroalimentaria de Castilla y León. Se caracteriza por impulsar la innovación abierta y colaborativa entre sus socios, entre los que se encuentran, además de las empresas agroalimentarias más representativas de la región, los centros tecnológicos y universidades, conformando así un ecosistema que facilita la transferencia de conocimiento y tecnología. Cuenta con 138 socios y reúne más del 40% de la facturación y del empleo del sector en la región.