Tradición e innovación: la receta de chocolates Trapa

La empresa Trapa, socia de Vitartis, se ha consolidado como una de las grandes chocolateras de España. Desde 2013, esta industria alimentaria cuenta con una propiedad 100% española, que ya ha invertido más de 30 millones en innovación, maquinaria y recursos humanos.

Fundada en 1891 por los monjes trapenses del monasterio de San Isidro (Dueñas, Palencia), la empresa Trapa, socia de Vitartis, es ya una de las grandes chocolateras de España. Desde 2013, cuenta con una propiedad 100 % española, que ya ha invertido más de 30 millones de euros entre maquinaria, I+D y recursos humanos.

El nuevo rumbo propuesto en Trapa, está marcado por tres coordenadas: innovación, estilo y conciencia social y medioambiental. Fruto de este compromiso, la fórmula de sus productos se ha modificado y ya no contiene aceite de palma, siendo sustituido por otros vegetales como la manteca de cacao, oliva o girasol. Tampoco contienen gluten, ni grasas hidrogenadas ni ácidos grasos trans, adaptándose así a las exigencias del consumidor actual.

Desde que en 1969 Trapa lanzara los primeros bombones elaborados en nuestro país, su innovación ha sido constante. Su último lanzamiento ha sido Intenso Mini y 0% azúcares añadidos Mini, la nueva generación de snacks que combina la excelencia de calidad y el cuidado por una receta saludable.

Chocolates Trapa ha revalidado por tercer año consecutivo la certificación IFS (International Food Standards) en su nivel superior. En el ejercicio de 2019 cerró sus cuentas con 12 millones de facturación, con un incremento del 45 % en territorio nacional y del 10% en el extranjero, donde ya tiene presencia en más de 50 países. En el libro Alimentos del Futuro te contamos al completo su apuesta por la innovación.