Listado por Categoría

    Blog Vitartis

  • Todo
  • The 42 Degrees: la cafetería en el bolsillo

    Las nuevas tendencias de consumo se imponen a toda velocidad. El concepto ‘listo para tomar aquí y ahora’ es ya una realidad que abraza la industria alimentaria The 42 Degrees Company, socia de Vitartis. Un ejemplo de innovación en el desarrollo de bebidas autocalentables de café, chocolate y té.

    El modelo tradicional de consumo alimentario ha cambiado en los últimos años para dar paso a una nueva tendencia caracterizada por ser más instantánea y cortoplacista: el concepto ‘listo para tomar aquí y ahora’ se convierte en una necesidad de mercado. En este ámbito, la empresa vallisoletana The 42 Degrees Company, socia de Vitartis, ha conseguido hacerse un hueco gracias a su calidad y fórmula novedosa.

    Con estas premisas, la entidad lleva más de dos años invirtiendo en el desarrollo de la gama de bebidas autocalentables de café, chocolate y té, comercializadas bajo la marca ‘+42o Self Heats’. Lo más sorprendente es que permite disfrutar de una bebida caliente sin necesidad de usar dispositivos externos de calentamiento, en tan solo tres minutos.

    La investigación, que forma parte de su ADN y del de Vitartis, les ha llevado a patentar un método único de calentamiento. El envase dispone de dos compartimentos: uno en el que se aloja la bebida, y el otro —hermético— contiene sales de calcio y agua. La reacción que tiene lugar es exotérmica y desprende el calor que calienta la bebida (42o) en un tiempo récord.

    El producto, con una vida útil de dos años, cuenta con un envase 100% reciclable. Una bebida que con su novedosa fórmula ha conseguido hacerse un hueco entre las principales empresas del sector, todo ello sin renunciar a la calidad. En el libro  Alimentos del Futuro puedes conocer con detalle su proceso de innovación.

  • La tradición de la pasta, con ingredientes 100% orgánicos

    La empresa palentina Cerealto Siro, socia de Vitartis, apuesta por la innovación en la industria alimentaria de Castilla y León con una línea de productos que combinan el sabor tradicional de la pasta italiana con los beneficios de los ingredientes naturales.

    La industria alimentaria Cerealto Siro, socia de Vitartis, ha presentado su nueva línea: Natura Gourmet. Se trata de un portfolio de productos que combinan el delicioso sabor de la pasta italiana con los beneficios saludables de los ingredientes naturales, seleccionados por su funcionalidad.

    Cerealto Siro selecciona los ingredientes vegetales empleados desde la antigüedad para mantener un buen estado de salud. La pasta elaborada con vegetales tiene sus raíces en la historia y tradición de mezclar la sémola con vegetales frescos. Natura Gourmet es perfecta para recetas de excelente calidad llenas de beneficios naturales.

    La innovación, en este caso, reside en unir la experiencia en la fabricación de pasta italiana con los beneficios saludables de los vegetales y los nutrientes que aportan fibra y antioxidantes. Todo ello con ingredientes y sello 100% orgánico. En el libro  Alimentos del Futuro te contamos la apuesta por la innovación de la compañía.

  • Tradición e innovación: la receta de chocolates Trapa

    La empresa Trapa, socia de Vitartis, se ha consolidado como una de las grandes chocolateras de España. Desde 2013, esta industria alimentaria cuenta con una propiedad 100% española, que ya ha invertido más de 30 millones en innovación, maquinaria y recursos humanos.

    Fundada en 1891 por los monjes trapenses del monasterio de San Isidro (Dueñas, Palencia), la empresa Trapa, socia de Vitartis, es ya una de las grandes chocolateras de España. Desde 2013, cuenta con una propiedad 100 % española, que ya ha invertido más de 30 millones de euros entre maquinaria, I+D y recursos humanos.

    El nuevo rumbo propuesto en Trapa, está marcado por tres coordenadas: innovación, estilo y conciencia social y medioambiental. Fruto de este compromiso, la fórmula de sus productos se ha modificado y ya no contiene aceite de palma, siendo sustituido por otros vegetales como la manteca de cacao, oliva o girasol. Tampoco contienen gluten, ni grasas hidrogenadas ni ácidos grasos trans, adaptándose así a las exigencias del consumidor actual.

    Desde que en 1969 Trapa lanzara los primeros bombones elaborados en nuestro país, su innovación ha sido constante. Su último lanzamiento ha sido Intenso Mini y 0% azúcares añadidos Mini, la nueva generación de snacks que combina la excelencia de calidad y el cuidado por una receta saludable.

    Chocolates Trapa ha revalidado por tercer año consecutivo la certificación IFS (International Food Standards) en su nivel superior. En el ejercicio de 2019 cerró sus cuentas con 12 millones de facturación, con un incremento del 45 % en territorio nacional y del 10% en el extranjero, donde ya tiene presencia en más de 50 países. En el libro Alimentos del Futuro te contamos al completo su apuesta por la innovación.

  • Huercasa, en defensa de una dieta sana y de calidad

    La sostenibilidad y defensa de la vida sana son valores que lleva por bandera Huercasa, empresa segoviana socia de Vitartis. Su propuesta es ofrecer un producto vegetal de calidad listo para tomar. Y ha conseguido contar con 180 clientes mayoristas por todo el mundo, incluidos algunos de la GDO (gran distribución organizada).

    El compromiso de sus 144 trabajadores con estos valores ha permitido a esta industria alimentaria de Castilla y León hacerse un hueco entre las empresas punteras del sector. En este proceso de transformación constante, avanzando hacia nuevos modelos más sostenibles, Huercasa se ha comprometido con varios programas de referencia: Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, Decálogo de Sostenibilidad del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación o las propuestas de la asociación ‘5 al día’.

    El ámbito de actuación no se reduce a la producción de vegetales de 5ª gama, aquellos listos para tomar o preparar de manera sencilla. Su compromiso con la innovación ha llevado a la empresa a formar parte de proyectos como ‘Cibena’, que pretende promocionar los llamados superalimentos; o ‘Life Algacean’, que investiga el tratamiento de aguas residuales con algas heterótrofas, con resultados muy positivos.

    Los objetivos de Huercasa son ambiciosos. En 2025 planea contar con un 50% de materias primas ecológicas y obtenidas a precios competitivos, para lo que necesitará controlar el proceso en unas 2.500 hectáreas.

    También contempla la reducción de materias plásticas en el envasado y la sustitución de éstas por cartón u otros polímeros plásticos más sostenibles. Estos y otros proyectos de Huercasa, en nuestro libro Alimentos del Futuro

     

  • ‘The Magic Burger’: no podrás creer que no sea carne

    Fiel al ADN innovador de los socios de Vitartis, hace cerca de tres años que Campofrío decidió apostar por la incorporación a nuevos mercados en auge en la industria alimentaria, como el de las proteínas vegetales. Bajo la marca Campofrío Vegalia, la empresa burgalesa ha lanzado una línea de productos destinada a dar una respuesta de calidad al consumidor vegano o flexitariano.
    Elaborada con los mejores ingredientes naturales (aceite de girasol, proteína vegetal de soja y guisante o champiñones), la ‘Magic Burger’ es una magnífica hamburguesa 0% carne y 100% sabor, avalada por el certificado V-Label para el consumo vegano. Es el resultado de meses de trabajo y fruto de una metodología de ensayo e investigación que ha permitido conseguir el mejor sabor y la textura perfecta para un mercado al alza cada vez más exigente.
    Su elaboración diaria en la planta de Campofrío Frescos (Burgos) permite garantizar su frescura en el punto de venta: hostelería, libre servicio y supermercados.
    ‘The Magic Burger’ viene a revolucionar el mercado de la proteína vegetal con un producto de la mejor calidad producido en Castilla y León. Su textura y sabor no tienen nada que envidiar al de cualquier hamburguesa animal, de ahí nace su claim, que pone en palabras lo que pasará por tu mente con el primer mordisco: “No puedo creer que no sea carne”.
    Si quieres conocer más acerca del proceso de innovación de Campofrío Frescos, no te pierdas el artículo íntegro en el libro Alimentos del Futuro.

  • Batidos Lactiber: todo el sabor sin lactosa ni azúcares añadidos

    En su compromiso con la calidad y la innovación, Lactiber León continúa avanzando en el desarrollo de nuevos proyectos centrados en ampliar y mejorar su línea de productos de proteína enriquecida. Una demanda cada vez más creciente que la empresa, socia de Vitartis, busca solucionar llevando al mercado su nuevo batido enriquecido en proteína UHT.

    Su fórmula, fruto de varios meses de trabajo e investigación, no solo ha conseguido el sabor de la receta original, sino que la ha mejorado. Su composición, sin azúcares añadidos, ni lactosa, es también baja en hidratos de carbono y grasas, permitiendo llegar a un mayor número de consumidores. El aporte de vitamina B6 y aminoácidos (implicados en el mantenimiento muscular) hacen de estos batidos un aliado perfecto para deportistas y cualquier persona que necesite un extra de proteínas en su dieta.

    A su receta alta en propiedades se suma su delicioso sabor, con sus dos formatos de chocolate y vainilla. Se trata de un producto muy práctico, listo para tomar y fácil de llevar, gracias a su cómodo tamaño. Además, al tratarse de un batido sin lactosa el número de consumidores se amplía considerablemente.

    Lactiber cuenta con una amplia gama de productos: leches básicas, enriquecidas con calcio, sin lactosa, lácteos infantiles, batidos de leche evaporada y nata. Todos ellos fabricados con leche procedente de ganaderías de Castilla y León y comercializados bajo la marca Hacendado-Para conocer más sobre el proceso de innovación de Lactiber León, no te pierdas el artículo íntegro en el libro Alimentos del Futuro.

     

     

  • Ayudas directas a las pymes agroalimentarias para acelerar la recuperación económica

    El presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, Pedro Ruiz Aragoneses, ha pedido esta semana al presidente del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, que apoye decididamente la concesión de ayudas directas a las empresas del sector agroalimentario, con el fin de garantizar la eficacia de las mismas para acelerar la recuperación de la actividad económica en la Comunidad.

    En opinión de Vitartis es imprescindible, para lograr una pronta recuperación del país y especialmente de Castilla y León, que la inyección de los fondos europeos que va a recibir España llegue al sector agroalimentario.

    Solo si se asegura la llegada directa de las ayudas se puede tratar de garantizar la recuperación de un sector que, debido a su estructura capilar, permite generar empleo y riqueza en el medio rural. Un objetivo que adquiere especial trascendencia en la región más extensa de Europa y una de las más despobladas de España, cuyo sector agroalimentario es el tercero más importante del ranking autonómico nacional.

    Así, además de fortalecer las empresas y de generar empleo, las ayudas directas a las pymes agroalimentarias promoverán un círculo virtuoso en el medio rural, como es la modernización del entorno y la sostenibilidad social y medioambiental.

    La industria alimentaria de Castilla y León, con Vitartis a la cabeza, está comprometida con las políticas de sostenibilidad, que constituyen uno de los pilares del Plan Estratégico recientemente aprobado por la Asociación.

    El propósito es facilitar la incorporación de todas las empresas del sector a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la ONU y en el marco de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), para mejorar la competitividad de las compañías.

    En este sentido, la Asociación ya ha puesto en marcha distintos proyectos, como ‘Mencia’ y ‘Odisea’, para facilitar a las empresas la incorporación de instrumentos que permitan hacer realidad su compromiso con la sostenibilidad como valor estratégico y elemento de competitividad. Y ello, por ejemplo, mediante políticas de apoyo a la conservación y mejora del medio ambiente o implantando nuevas medidas de prevención y lucha contra el cambio climático.

    Por todo esto, Vitartis reivindica de nuevo la consideración del sector agroalimentario como seña de identidad de Castilla y León, un reconocimiento que se ha visto reforzado a raíz del papel que ha venido desempeñando el sector en la actual crisis sanitaria.

     

  • molendum soja cocinada Molendum: la tecnología al servicio de los análogos de carne vegetales

    La empresa Molendum Ingredients, ubicada en el polígono industrial de la localidad zamorana de Coreses, es un exponente del uso de la tecnología al servicio de la innovación en la industria alimentaria de Castilla y León, en este caso, para la obtención de análogos de carne vegetales a partir de legumbres.

    La empresa, que pertenece al grupo Dacsa, trabaja con legumbres desde hace dos décadas y ha dado el salto a la producción de análogos de carne como parte de un proceso lógico en su evolución. Para ello, ha montado una instalación en la que van a trabajar con proteína de guisante para producir la materia prima que otras empresas transformarán en productos finales, a partir del uso de la molienda y la extrusión.

    Los análogos de carne vegetal han venido para quedarse. Su producción plantea retos técnicos y de aprovisionamiento que se irán perfilando en un futuro cercano. Sin embargo, lo que era impensable hace apenas cinco años, como fabricar hamburguesas a partir de guisantes o soja que supieran y olieran como las tradicionales, hoy es ya una realidad.

    El uso de la extrusión confirmó que a partir de una fracción con alto contenido en proteína se podían obtener productos que, una vez procesados, tenían una textura similar a la carne. La investigación que ha desencadenado en estos desarrollos tecnológicos, unido a los cambios sociológicos en los hábitos de consumo, han llevado al desarrollo de estos análogos de carne vegetal.

    En este proceso, se han dado diferentes factores como el hecho de que la sociedad es cada vez más consciente de que los recursos naturales son limitados; la extensión de conceptos como el veganismo y el flexivegetariano; la difusión de las recomendaciones médicas para reducir le consumo de carne roja; y las mejores prácticas agrónomas aplicadas al cultivo de legumbres.

    El artículo completo en nuestro libro Alimentos del Futuro .

     

  • Campelo innova con una harina de castaña premium

    La empresa Campelo ha dado un paso más en su proceso de innovación y búsqueda de nuevos productos para llevar la harina de castaña a todo los hogares y profesionales del sector. Una muestra más de la riqueza y variedad de la industria alimentaria de Castilla y León, representada en los socios de Vitartis.

    La empresa, ubicada en El Bierzo, ha realizado una inversión de tres millones de euros para el lanzamiento de este nuevo producto premium que se presenta en diferentes formatos, calidades y granulometrías. Además, se estabiliza la demanda de este fruto seco autóctono y se logra obtener la máxima calidad de la castaña.

    Por su procedencia de castaña seca, tiene un alto contenido en carbohidratos complejos de liberación lenta y porcentajes de grasa muy bajos, lo que la hace ideal para como aporte energético. Además, es fuente de minerales tales como hierro, magnesio, zinc, fósforo y calcio. Aporta vitaminas A, E, C y varias del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B12).

    También cabe subrayar que, al tratarse de un producto sin gluten, es especialmente interesante para las elaboraciones destinadas a personas intolerantes, aportando un sabor especial y característico difícil de encontrar en otras harinas sin gluten.

    La harina de castañas puede utilizarse como espesante de salsas para la elaboración de panes, bechamel, tempuras y otras preparaciones debido al proceso de elaboración especial de Campelo, que permite obtener un producto sin impurezas.

    Si quieres conocer el proceso de innovación de Campelo, no te pierdas el artículo íntegro en el libro Alimentos del Futuro.

  • Un orgullo y una gran responsabilidad

    Pedro Ruiz Aragoneses, presidente de Vitartis

    La última Asamblea General de Vitartis el 9 de marzo dio el visto bueno al relevo en la Presidencia. Es un orgullo, pero sobre todo una gran responsabilidad, asumir este nuevo reto.

    Antes de nada, me gustaría volver a felicitar y agradecer el trabajo de los últimos tres años liderado y presidido de forma magistral por Beatriz Escudero. No solo por los logros obtenidos, sino por la forma de haberlos conseguido y los valores proyectados desde la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León a todos los grupos de interés con los que se ha podido interactuar. Hago extensiva, por supuesto, esta felicitación a toda la Junta Directiva, así como al gran equipo liderado por una de las personas que mejor conoce la asociación: Cristina Ramírez, nuestra directora.

    Y, en esta nueva andadura para los próximos tres años, espero estar a la altura de lo que supone esta responsabilidad y estar al servicio de todo lo que la Asociación y nuestros asociados puedan necesitar en lo personal y en lo profesional y en todo aquello que necesite nuestro sector y nuestra región.

    En uno de los periodos más convulsos de nuestra historia moderna tenemos grandes retos por delante.

    Una de las primeras iniciativas ha sido la creación de un Comité especial de presidentes, reconociendo también la labor de los que me han precedido en el cargo: Carlos Moro, también fundador, Félix Moracho y Beatriz Escudero. El objetivo es analizar y apoyar algunos de los temas más estratégicos de Vitartis y preservar los valores y la esencia de nuestra Asociación. Por supuesto, siempre refrendado con el trabajo de la Junta Directiva y de todos los socios en los momentos que así se exija.

    Además, ya estamos trabajando en la primera ronda de contactos y reuniones con todos los grupos de interés y en el diseño de nuestro próximo Congreso, tan pronto como sea posible de forma presencial, pues el primer congreso, coincidiendo con nuestro décimo aniversario, marcó un hito en la Asociación.

    Existen, actualmente, tres grandes líneas de trabajo:

    Una primera línea continuista con el trabajo realizado hasta ahora y reflejado en un potente y profundo plan estratégico que se aprobó en la última Junta Directiva y se refrendó en la Asamblea de socios. Con tres pilares estratégicos: sostenibilidad, competitividad y responsabilidad. Y desarrollado en 13 planes de acción, abiertos y dinámicos.

    La segunda línea es la preocupación que nos ha traído hasta aquí y el afán por situar a la Industria Alimentaria de Castilla y León como una de las señas de identidad de la región, como mostraba la última portada de nuestra revista. No solo como uno de los grandes motores económicos y sociales de la región, sino como uno de los sectores estratégicos y esenciales de nuestra tierra, como se ha podido demostrar históricamente y en especial en el último año. Seguiremos trabajando por ocupar el puesto y el peso que merecemos en nuestra región y fuera de ella.

    La tercera línea de trabajo es la preocupación por la proyección nacional e internacional. Conocer, aprender y desarrollar nuestro modelo de asociación en el ámbito nacional y también con otros países para mejorar nuestras buenas prácticas y servir de apoyo y proyección a los socios, al sector y a la región. Destacando el concepto de glocalización, respetando el origen y la identidad local con la visión y la actividad en un mundo globalizado.

    Todo ello desde una actitud proactiva y positiva de trabajo y comunicación con todos nuestros grupos de interés, con el fin de sumar y tender puentes para el mejor de los desarrollos y los intereses comunes.

    Junto al carácter esencial de nuestra actividad, este último año ha servido para poner de relieve también la transversalidad de nuestra actividad: sector primario, industria y transformación, el sector servicios y las diferentes líneas de distribución. Y ahora, ante un gran reto como es la llegada de los fondos estructurales europeos y nuestra contribución a ayudar a que el reparto y la generación de valor de estos fondos puedan generar el mayor desarrollo económico y social para los sectores más desfavorecidos; y también para apoyar las mejores iniciativas de cara al futuro de nuestra región, junto a otros grandes actores de la Comunidad como Facyl o Empresa Familiar con el fin de aunar fuerzas y aprovechar de manera eficiente los recursos disponibles.

    Siempre desde los valores que han marcado y seguirán marcando la identidad de Vitartis: liderazgo, innovación, sostenibilidad, calidad, compromiso con nuestra tierra y nuestros socios, independencia y colaboración.

    Desde la ejemplaridad, transparencia y coherencia que defendemos y que exigimos con grandes retos por delante: el cambio climático, la integración de los ODS en la estrategia de la Asociación y de nuestros asociados, la visión responsable desde una quíntuple perspectiva, la innovación y la transferencia de conocimiento como seña de identidad, el dimensionamiento de nuestras empresas,  el desarrollo económico y social de nuestra tierra y la generación de riqueza y desarrollo (especialmente en el medio rural), la digitalización y la integración total de la industria 4.0.

    Y, por supuesto, con el foco en las personas contribuyendo y protegiendo la salud, la seguridad y el desarrollo personal y profesional. Desde la cultura colaborativa, construyendo la marca España y Europa; y siendo uno de los principales garantes de la seguridad alimentaria a nivel internacional.

    No nos conformamos con que nuestro sector sea sinónimo de supervivencia, como ha demostrado en su crecimiento después de la crisis del 2008 y la actual, sino también de sofisticación y vanguardia. Siempre arraigados y comprometidos con nuestra tierra, sus gentes, su historia y su cultura.

    El equipo de Vitartis, y yo mismo trabajaremos por la competitividad y la eficiencia de nuestro sector con el fin de seguir siendo punta de lanza a nivel regional, nacional e internacional. Con otro gran reto también inmediato: evitar que los ERTES declarados en todos estos meses no se acaben convirtiendo en ERES y seamos capaces de detener la destrucción de empleo, abogando por mantener y crear empleo de calidad y fortalecer el tejido productivo de la región.

    No puedo evitar terminar sin transmitir mi pésame a todos aquellos que han perdido a seres queridos durante esta terrible pandemia. Y quiero enviar un mensaje de esperanza y ánimo a quienes estéis sufriendo las terribles consecuencias sanitarias, económicas y sociales de esta maldita situación. Y me alegro especialmente por la recuperación de nuestro consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, al que deseamos una pronta recuperación total para poder seguir trabajando por nuestra tierra y su gente.

    Y quiero hacerlo recogiendo nuevamente las palabras de una mujer ejemplar en su tiempo, Eleanor Roosevelt: “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”.