Listado por Categoría

    Socios Tecnológicos

  • Todo
  • Nuevos métodos para la producción de concentrados de omega-3

    Entre las empresas y entidades que forman parte de Vitartis, los socios tecnológicos contribuyen sobremanera al enriquecimiento del proceso productivo. La Universidad de Burgos es una de ellos. De sus diversos grupos de investigación han salido resultados prometedores que ya ayudan a varias empresas de la industria alimentaria de Castilla y León.

    Este es el caso del grupo de investigación BIOIND que estudia nuevas formas de procesado para obtener omega-3. La importancia de estos ácidos es bien conocida por la población, que busca cada vez más dietas saludables. Recientemente la OMS recomienda una ingesta de 0.25 a 2 g/día de EPA y DHA, dos de los más importantes omega-3, esenciales para una alimentación adecuada.

    La materia prima más habitual para la obtención de omega-3 es el pescado graso o las partes de este que no se destinan al consumo humano. Los primeros concentrados comerciales se obtienen de formas poco económicas, con mucho gasto de energía. Ahora, se impone la comercialización de las formas más naturales y biodisponibles, como son los glicéridos. En esta nueva búsqueda de métodos de producción, el scCO2 (carbono supercrítico), se torna como un elemento fundamental para la obtención del concentrado.

    Gráfico CO2 supercrítico – Grupo de Investigación BIOIND, Universidad de Burgos

    Este gas resulta un recurso barato, inocuo y verde para todos estos procesos.  Además, tiene una densidad suficiente para actuar como un buen disolvente, fluye y difunde mucho mejor que los disolventes orgánicos. El grupo BIOIND ha conseguido diseñar un proceso de biorrefinería basado en el uso de scCO2, que permite aportar valor al pescado no destinado a consumo humano para obtener omega-3.

    El artículo completo, para conocer este y otros proyectos de investigación de la Universidad de Burgos, se puede consultar en nuestro libro Alimentos del Futuro.

  • La apuesta de la UCAV por la investigación en la industria alimentaria

    Entre los socios de Vitartis, empresas y centros del conocimiento trabajan afrontando objetivos comunes: mejorar la situación de la industria agroalimentaria en Castilla y León, hacerla más competitiva, sostenible y atractiva para el consumidor. La Universidad Católica de Ávila (UCAV) es una de estas entidades que, desde un plano académico, mantiene un estrecho compromiso con labores de investigación y desarrollo de nuevas técnicas aplicables al sector.

    De los diecinueve grupos de investigación con los que cuenta la universidad, Provecal (Producción Vegetal y Calidad Agroalimentaria) es el más activo en producción científica y posterior transferencia de conocimiento al plano empresarial. Este empeño por la investigación es una de las consignas de la institución, que anima a docentes y alumnos a revertir sus conocimientos en la sociedad a través de proyectos empresariales aplicables.

    El auge de la biotecnología en los últimos años ha revolucionado por completo el sector agroalimentario. Gracias a sus aportaciones, la industria contribuye mejor al cuidado del medio ambiente, el coste energético y de producción se ha reducido considerablemente, y la calidad del producto final se ha disparado. Entre estos avances, la extracción del ADN resulta un proceso clave para el análisis y mejora del alimento, ya sea fresco o procesado.

    En esta línea se encuentran precisamente los mayores avances del grupo de investigación Provecal de la UCAV. La última novedad es el desarrollo de dos kits alternativos, de fácil manejo, para la extracción de ADN alimentario: ‘DNA Easy-Peasy I’ para frescos, y ‘DNA Easy-Peasy II’ para procesados.

    Estos kits suponen una novedad en el mercado biotecnológico, pues además de ser significativamente más económicos que los actuales, consiguen resultados en un periodo de tiempo más reducido. Sus aplicaciones superan el ámbito empresarial: también suponen un útil recurso para la enseñanza, desde colegios a universidades. Para conocer este y otros proyectos de investigación de la UCAV, puedes leer el artículo completo en la revista Alimentos del Futuro.

  • La innovación de las universidades y centros tecnológicos de Vitartis en el II Boletín Ed. Especial Socios Tecnológicos de Vitartis

    Los efectos de la COVID-19 han puesto de manifiesto, aún más si cabe, la importancia de la ciencia y la innovación como herramientas para hacer frente a los grandes retos sociales. Para superar estos desafíos es fundamental, tanto fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas existentes, como crear nuevas, siempre desde el enfoque de la colaboración entre múltiples agentes.

    A pesar de que a día de hoy no se conocen las cifras oficiales sobre el impacto de la pandemia en el gasto en I+D en España, los últimos datos publicados por el INE (relativos a 2019), revelan un distanciamiento cada vez mayor de la inversión realizada en nuestro país con respecto a la media de la Unión Europea (1,25% del PIB frente al 2,13%). Si bien es cierto que la inversión española en I+D fue, por segundo año consecutivo, superior a los niveles previos a la crisis económica del 2008 (con un gasto total de 15.572M€), este crecimiento se debe principalmente a los esfuerzos realizados por el sector privado (56% del gasto), superiores a los del sector público (46%), que un año más continúa perdiendo peso relativo.

    Castilla y León es la quinta comunidad autónoma en el ranking nacional de inversión en I+D (1,35% PIB).

    En cuanto a la distribución de la inversión en I+D respecto al PIB por comunidades autónomas, encabezan la lista el País Vasco (1,97%), Madrid (1,71%), y Navarra (1,67%), seguidas de Cataluña (1,52%) y Castilla y León (1,35%), todas ellas con una inversión superior a la media española (1,25% del PIB).

    Al igual que ocurre a nivel nacional, en Castilla y León, la contribución del sector privado (65,3%) es mayor que la realizada por el sector público (34,7%). Este aumento del gasto en I+D por parte del sector privado va acompañado de un aumento del número de empresas que realizaron actividades de innovación durante 2019 (14,1% con respecto a 2018), aunque la mayoría señalan otras prioridades o los elevados costes de innovar como barreras para invertir en este campo.

    Según el estudio “De la Transferencia a la Cooperación” publicado recientemente por la Fundación COTEC, el 95,4% de las empresas recurren a la colaboración con universidades y organismos públicos de investigación para el desarrollo de proyectos de I+D+i.

    En este sentido, desde Vitartis trabajamos para fomentar la colaboración, entre el mundo empresarial y el de la ciencia y la investigación, facilitando la transferencia de conocimiento y tecnología y promoviendo la innovación en todos los ámbitos del sector agroalimentario.

    Vitartis tiene la Misión de trabajar por la sostenibilidad de la industria alimentaria de Castilla y León y por el desarrollo económico y social de la Región, promoviendo la innovación en todos los ámbitos y representando al sector ante organizaciones públicas y privadas.

    Entre los Valores de Vitartis destacan la Innovación abierta y colaborativa y el compromiso con Castilla y León, que se fomentan día a día entre sus socios empresariales y tecnológicos.

    La II Edición Especial del boletín de vigilancia tecnológica de Vitartis protagonizado por sus Socios Tecnológicos, tiene una frecuencia bienal y recoge las capacidades de las universidades y centros tecnológicos y de investigación para contribuir a la mejora de la competitividad del sector agroalimentario de Castilla y León en términos de I+D+i, soluciones tecnológicas, proyectos colaborativos o formación especializada para el sector.

    En esta edición han participado: CARTIF, CETECE, CSIC, Universidad de Valladolid, ITACyL, ITCL, Universidad Católica de Ávila, Universidad de Burgos, Universidad de Salamanca, Universidad Europea Miguel de Cervantes y Universidad Isabel I.

     

    Todo esto y más en nuestro boletín, ¡consúltalo!