• Kombucha Pharmadus apuesta por Helps Kombucha, un refresco saludable 100% natural

    La empresa familiar Pharmadus Botanicals, con más de 50 años de historia, tiene en la innovación uno de sus pilares fundamentales, que impregna todos los ámbitos de actividad: producto, procesos y gestión. La compañía leonesa, socia de Vitartis, indaga constantemente sobre las últimas tendencias de consumo, muy alineadas con una creciente preocupación por los alimentos y bebidas saludables.

    La empresa familiar leonesa Pharmadus Botanicals, con más de medio siglo de historia, tiene en la innovación uno de sus pilares fundamentales, que enriquece todos los ámbitos de su actividad: desde el producto a los procesos y a la propia gestión. Este laboratorio de referencia en Europa, socio de Vitartis, analiza las últimas tendencias de consumo, alineadas con un creciente interés por los alimentos y bebidas saludables.

    En el contexto de las bebidas, Pharmadus se ha lanzado al mercado de los refrescos naturales de kombucha un producto cuyo consumo ha registrado unos incrementos superiores al 20% en los últimos años. La premisa más importante para abordar este nuevo mercado pasaba por que fuera saludable y que mantuviera sus cualidades organolépticas desde su producción hasta el momento del consumo.

    El resultado se llama Helps Kombucha: un refresco 100% natural, vegan friendly, sin gluten y bajo contenido en azúcares, elaborado con ingredientes de cultivo ecológico. El proceso de fermentación transforma el té en una bebida totalmente natural, con una variada gama de ácidos orgánicos, vitaminas, antioxidantes y minerales.

    Helps Kombucha ofrece una gama de cuatro sabores que combinan azúcar de caña ecológico, té verde y té negro ecológicos, con distintos aromas naturales y jugos.

    ‘Zero plastic’

    La actividad innovadora de Pharmadus, centrada en la búsqueda permanente de productos saludables acordes a las demandas de los consumidores, se desarrolla atendiendo a su compromiso con la sostenibilidad, la responsabilidad medioambiental y la lucha contra el cambio climático.

    Este compromiso llevó a la empresa a poner en marcha un ambicioso proyecto denominado ‘Zero Plastic’, que ha supuesto la eliminación del uso de plásticos en el envasado de todos los productos, con lo que se ha convertido en la primera empresa del sector en prescindir totalmente de este material. Además, evita la producción de cuatro toneladas anuales de plástico. Y el uso de materiales alternativos biodegradables reduce las emisiones de CO2 un 80%.

    Según los datos de Greenpeace, la producción global de plástico llegó a los 335 millones de toneladas en 2016, una cifra que habría superado los 500 millones en 2020.

    La compañía cumple con las normativas europeas más exigentes para el desarrollo y elaboración de productos a base de plantas en infusiones. Las instalaciones y procesos están diseñados para cuidar el producto con los más altos estándares de seguridad alimentaria.

    En la publicación ‘Alimentos del Futuro’ te contamos más sobre los procesos de innovación en Pharmadus.

  • Helios: innovación hacia los orígenes

    La compañía vallisoletana Helios es una de las empresas españolas de referencia en el mercado de las mermeladas y el tomate frito, que apuesta por la innovación con la mirada puesta en el futuro, sin perder de vista sus valores tradicionales y sus orígenes. La actividad de este socio de Vitartis se centra en elaborar productos de alto valor añadido a partir de ingredientes naturales de primera calidad.

    Helios es una de las firmas de referencia del panorama nacional en el mercado de las mermeladas y el tomate frito. La empresa vallisoletana, socia de Vitartis, ha apostado por la innovación en sus más de 100 años de historia, siempre con la mirada puesta en el futuro, pero sin perder de vista sus valores tradicionales y sus orígenes. Su día a día se centra en elaborar productos de alto valor añadido a partir de ingredientes naturales de primera calidad.

    La compañía está comprometida con el bienestar de los consumidores; por ello, trabaja con el objetivo de ofrecer productos con perfiles nutricionales más saludables, reduciendo azúcares y sal a través de la reformulación y utilización de ingredientes naturales. En este contexto lanzó ‘Salsas de Tomate Don Gaspar’, inspirada en los orígenes de la empresa y cuyo nombre es un homenaje a uno de sus fundadores.

    Se trata de una gama de productos sin aditivos y elaborados exclusivamente con ingredientes naturales. También se ha reducido el contenido de azúcares y sal, de acuerdo con las directrices fijadas por la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS). Una estrategia que sigue la línea de las políticas marcadas por los organismos sanitarios internacionales (Organización Mundial de la Salud, Unión Europea), que se lanzó en 2005 y pretende invertir la tendencia de la prevalencia de la obesidad mediante el fomento de una alimentación saludable y de la práctica de la actividad física.

    Las ‘Salsas de Tomate Don Gaspar’ están integradas por salsa de tomate, pisto, salsa de tomate con ternera guisada, sofrito y tomate frito ecológico. Unos productos que están elaborados con tomates de cercanía, apostando por el origen español.

    En la publicación ‘Alimentos del Futuro’ puedes leer el artículo completo.

  • Grupo AN apuesta por la agricultura sostenible con su compromiso Harmony

    Grupo AN, que integra a 30 cooperativas y más de 5.100 agricultores y ganaderos, está presente desde hace más de 40 años en Castilla y León, donde cuenta con 712 agricultores de ocho cooperativas. Uno de los proyectos estratégicos de esta empresa, socia de Vitartis, es el programa Harmony en el que está especialmente implicada la Comunidad. De hecho, de las 43.000 hectáreas que se han cultivado bajo este compromiso en España, el 63% corresponde a la región.

    Grupo AN, socio de Vitartis, está presente en Castilla y León desde hace más de 40 años, donde cuenta con 712 agricultores de ocho cooperativas. Uno de los proyectos estratégicos en los que está inmerso y en los que más se ha implicado a la región es el compromiso Harmony. En concreto, el 63% de las hectáreas que se han cultivado en España bajo este proyecto están en la Comunidad.

    Harmony es un programa de Mondelez España en el que están involucrados más de 700 agricultores de cooperativas socias de Grupo AN, que supone una firme apuesta por la agricultura sostenible. Es un compromiso por preservar la biodiversidad, limitar el impacto medioambiental y mejorar la calidad de la producción de trigo con la que la marca fabrica sus galletas.

    Este programa internacional arrancó en 2008 en respuesta a los nuevos hábitos de consumo orientados a la calidad, la seguridad alimentaria y el respeto al medio ambiente. En España, los colaboradores de Mondelez son, entre otros, la cooperativa agraria Grupo AN, que cultiva el trigo Harmony en Castilla y León, Navarra y Aragón.

    Esta iniciativa se centra en tres ejes: movilizar y apoyar a los agricultores asociados a Grupo AN; aplicar una exigente Carta de Calidad y Medio Ambiente; y favorecer la biodiversidad.

    Además, en el marco de Harmony se han destinado más de 900 hectáreas a flores, con lo que se ha alimentado a un millón de abejas al año y se ha conseguido el asentamiento de 23 especies de mariposas.

    Por otra parte, Grupo AN puso en marcha en 2016 una nueva línea de producción, procesamiento y comercialización de carne de pavo tanto fresco como elaborado. En Castilla y León decidió invertir para asegurar el mantenimiento de la actividad ganadera de sus asociados, diversificar el negocio y enriquecer la cadena comercial cárnica. La comercialización comenzó en el Centro de Procesamiento de Ávila contando con las 21 granjas que tiene en la Comunidad.

    En nuestra publicación ‘Alimentos del Futuro’ puedes conocer en profundidad estas iniciativas innovadoras de Grupo AN.

  • Santiveri: la innovación más empática

    La empresa Santiveri centra su actividad en la búsqueda de la calidad, la selección de los mejores ingredientes, el estudio de las técnicas más innovadoras y la investigación en el campo de la nutrición saludable. Por eso, esta industria alimentaria, socia de Vitartis, sigue siendo tan actual y moderna como en sus inicios hace ya más de un siglo.

    La compañía Santiveri, que cuenta desde hace casi 80 años con una planta de elaboración de productos dietéticos en la localidad vallisoletana de Peñafiel, ha pivotado su actividad en la búsqueda de la calidad, la selección de los mejores ingredientes, así como en el estudio de las técnicas más innovadoras y en la investigación en materia de nutrición saludable. Su apuesta por la innovación, ha hecho que esta industria alimentaria siga siendo tan actual y moderna como en sus inicios en 1885.

    Una empresa feliz en la que el culto a la sostenibilidad, ecología y vida sana les ha hecho seguir adelante y llegar a donde están hoy en día, bajo la filosofía del respeto por lo natural, el valor de las cosas bien hechas, el amor por el planeta y, sobre todo, la pasión por la vida.

    La innovación y la investigación están presentes desde que se plantea el lanzamiento de un nuevo producto, como ha demostrado históricamente en todas sus gamas: los productos dietéticos, los complementos alimenticos, las infusiones y la cosmética natural.

    En este contexto, la compañía ha avanzado en sus investigaciones y ha puesto en el mercado algunos productos muy novedosos, como ‘Florase Colon Help’ y ‘Omega 3 vegetal’. Florase nace de la revolución producida en las últimas décadas en las se han descubierto las propiedades de algunas bacterias, que han pasado de ser consideras villanas a heroínas. Este producto es un complemento alimenticio formulado con las materias primas de mayor calidad que favorecen el tránsito intestinal. Y contiene lactobacilos, unas bacterias probióticas que forman parte de la flora intestinal y que son un refuerzo para cuidar la salud del microbioma.  Además, contiene un extracto de boswellia y un alga unicelular, que ayuda al normal funcionamiento del colon.

    En cuanto a ‘Omega 3 vegetal’, es un complemento elaborado con DHA (ácido docosahexaenoico) 100% vegano procedente de una microalga, que permite su consumo a todas aquellas personas que sigan una dieta sin pescados o que no puedan incluirlos en su alimentación por presentar algún tipo de intolerancia.

    En la última publicación del libro ‘Alimentos del Futuro’ puedes conocer en profundidad este caso de innovación.

  • Gambafresh: innovar para garantizar un producto natural

    La compañía Gambastar, con sede en la provincia de Burgos, está especializada en productos del mar y de la acuicultura en un entorno rural único. Su visión de futuro apuesta por la actualización permanente para satisfacer las demandas de los consumidores a través de una gama de productos del mar lista para ser servida, y basada en la innovación, denominador común de todos los socios de Vitartis.

    La empresa Gambastar, que cuenta con plantas en Burgos, ofrece a los consumidores a través de su marca Gambafresh una amplia gama de productos del mar listos para ser servidos, que son consecuencia de su apuesta decidida por la innovación para asegurar un producto natural, sobre todo, langostinos y gambas sin aditivos artificiales, que contribuya a favorecer un estilo de vida saludable.

    Su propuesta de valor es simple: ofrecer productos naturales, saludables y sabrosos, producidos y elaborados responsable y sosteniblemente con la mejor relación calidad precio posible. Por eso, cuenta con prestigio reconocido en el sector de cocción de estos productos.

    El eje fundamental para el crecimiento de la empresa ha sido siempre conseguir un equilibrio entre la modernidad y lo tradicional, entre calidad artesanal e innovación para poder elaborar productos de sabor inconfundible.

    Su trabaja arranca a muchos kilómetros de sus instalaciones seleccionando a proveedores que compartan su misma filosofía, lo que supone que en la actualidad el 50% de los langostinos tiene certificación medioambiental, avalando que se han criado en un entorno cuidado.

    Su preocupación por el medio ambiente se traslada también al packaging, donde prioriza envases mono materiales más reciclables o compostables y trabaja para conseguir en un futuro próximo el desperdicio cero.

    Además, impulsa medidas de economía circular. Y ya ha comenzado proyectos de mejora de la huella de carbono, huella hídrica, así como programas de mejora de eficiencia energética y uso de energías renovables. En la publicación ‘Alimentos del Futuro’ puedes conocer en profundidad todas estas iniciativas.

  • Tabladillo: cochinillo segoviano ‘Al horno y punto’

    La empresa segoviana Cárnicas Tabladillo cuenta con una tradición de más de 50 años dedicados a la cría y elaboración de cochinillo. La firma, socia de Vitartis, trabaja principalmente con producto fresco de alta calidad y su estrella, ‘Al horno y punto’, es fruto de muchos meses de trabajo y de su compromiso con la innovación.

    La empresa familiar segoviana Cárnicas Tabladillo, que cuenta con más de medio siglo de historia, se dedica a la cría y elaboración de cochinillo. Esta industria alimentaria trabaja con producto fresco de alta calidad y tiene como estrella ‘Al horno y punto’, fruto de su apuesta por la innovación.

    Se trata de un producto que lanzó tras muchos meses de trabajo para satisfacer las necesidades de los consumidores en el canal Horeca y en el retail; una solución fresca, natural, tradicional y limpia.

    ‘Al horno y punto’ consiste en una pieza de cochinillo envasada al vacío en una bolsa termorresistente cuya tecnología ha sido desarrollada por su equipo de I+D, que conserva el sabor tradicional de un horneado perfecto sin ningún tipo de aditivo.

    La compañía ha desarrollado una metodología propia de trabajo gracias a la cual ha conseguido un producto de alta calidad apostando siempre por la I+D, lo que le ha convertido en la mayor empresa productora de cochinillo de la provincia de Segovia, líder en el mercado nacional y con una fuerte expansión internacional.

    En el último ejemplar de nuestra colección Alimentos del Futuro puedes leer el artículo completo.

     

  • Matarromera, hacia unos vinos más saludables

    La compañía vallisoletana Bodegas Familiares Matarromera, socia de Vitartis, tiene en la innovación uno de sus pilares desde su nacimiento en 1988, que se ha visto reflejado a lo largo de los años en los vinos sin alcohol, la gama de cosméticos o el desarrollo de un dispositivo para identificar enfermedades en el viñedo.

    Bodegas Familiares Matarromera ha diseñado un dispositivo alimentado por energía solar que recoge muestras de aire para su análisis en laboratorio y determinar la concentración de esporas de hongos responsables de la enfermedad de la madera.

    El dispositivo permite identificar a estos intrusos antes de que infecten la planta y así el viticultor dispone de información suficiente y contrastada para detectar la enfermedad y utilizar los fitosanitarios de forma sostenible. Y es que la sostenibilidad lo impregna todo y va desde el viñedo hasta la botella.

    El proyecto denominado ‘Viticast’, desarrollado por el departamento de I+D+i de la compañía, promueve además adaptar algoritmos para identificar los momentos más propicios de los posibles ataques de los hongos.

    Además, la innovación es una actitud y un compromiso que ha llevado a la empresa a participar junto con el Instituto de Salud Carlos III, el Centro Tecnológico Agroalimentario, Idainature y Agrozono, en el desarrollo de soluciones naturales, sostenibles e innovadoras, en la prevención y lucha contra las enfermedades de la madera, para que sean seguras y respetuosas con medio ambiente y la salud humana.

    Bodegas Matarromera ha sido una empresa pionera en sus procesos de innovación revolucionando el mundo de los vinos sin alcohol hace 15 años con la marca ‘Win’. Ahora cuatro referencias de estos vinos cuentan con la etiqueta V-Label, un sello de calidad para productos vegetarianos y veganos.

    Gracias a su apuesta por la investigación y la innovación han desarrollado aplicaciones patentadas para el uso de polifenoles extraídos de la uva en diversos campos como la cosmética, la nutricosmética y la alimentación.

    En el libro Alimentos del Futuro pueden conocer con detalle estas iniciativas.

  • ‘Checkpig’, el software que detecta patrones y mejora la toma de decisiones

    La industria alimentaria Innoporc, socia de Vitartis con más de 40 años dedicada a la producción porcina, ha implantado un sistema innovador para mejorar su actividad a través de un software que tras recabar infinidad de datos detecta patrones y ayuda en la toma de decisiones.

    Innoporc es una empresa familiar con más de 40 años dedicados a la producción porcina. La innovación, pilar de todos los socios de Vitartis, es también parte del ADN de esta entidad segoviana. Camino que les poha llevado a implantar un sistema de registro que mejora todo el proceso de producción, desde la calidad del producto a una mejora en la comunicación interna.

    ‘Checkpig’ es el nombre de este novedoso software, fruto de la unión con otra empresa tecnológica, y pensado para escuchar a los centros de producción y al personal, captando infinidad de información diaria que permite establecer patrones para mejorar la toma de decisiones. En la actualidad está implantado en los 20 centros de producción con que cuenta, además de la fábrica de piensos compuestos y una startup enfocada a la investigación e innovaciones tecnológicas.

    Una de las funciones más destacadas de este software, es la del cuidado diario de los animales, la variable más relevante del proceso de producción. Además de ello, cuenta con multitud de cuestionarios que permiten realizar las auditorías externas e internas de forma más eficiente. ‘Checkpig’ no solo es útil para mejorar el producto final, su uso para formar a los aprendices lo convierte en una herramienta polivalente de enorme utilidad.

    Con la información recopilada, se generan avisos y notificaciones dirigidos a los miembros de la empresa y a sus colaboradores externos. Todo ello, hace de Innoporc una empresa que refleja los valores de innovación y digitalización que abanderan los socios de Vitartis. En el libro  Alimentos del Futuro te contamos el proceso completo de innovación.

     

     

     

  • Angulas Aguinaga, innovación al servicio de una alternativa healthy

    Nuestro socio Angulas Aguinaga cuenta con un departamento de I+D que está constantemente investigando para adelantarse a los consumidores y a sus formas de consumo con el fin de ofrecer soluciones eficaces desde el punto de vista de la alimentación. Un ejemplo más de innovación de la industria alimentaria de Castilla y León.

    Para ello, dispone de un amplio equipo de profesionales altamente cualificados que se esfuerzan en innovar y mejorar la calidad de sus productos, adaptándose a las necesidades del mercado y los consumidores.

    De hecho, la empresa ha dispuesto de un equipo de I+D+i desde sus orígenes, a lo que hay que sumar al de calidad, integrado por técnicos con profundos conocimientos en Surimi, que han recibido formación en Japón, cuna y mayor consumidor del mundo.

    Como respuesta a las nuevas necesidades de consumo dentro de la tendencia healthy, Angulas Aguinaga ha lanzado al mercado Krissia® 0%mg, que no contiene grasas, ni grasas saturadas. Se trata de unas barritas de surimi, fuente natural de proteína de pescado, ligero, sin grasa y con solo 10 kilocalorías por barrita. Un producto innovador que responden a las necesidades de salud y bienestar, sin renunciar al sabor, jugosidad y calidad del producto original.

    En esta apuesta por la innovación, Angulas Aguinaga pretende también convertir a La Gula del Norte® en una de sus marcas de alimentación de referencia en materia de calidad, versatilidad y conveniencia.

    En el último número de nuestra colección Alimentos del Futuro puedes leer el artículo completo.

     

  • Oblanca, innovación para comer embutidos saludables

    La industria alimentaria de Castilla y León es ejemplar en su apuesta por la innovación para desarrollar nuevos productos que se ajusten a las demandas cada vez más exigentes de los consumidores, preocupados por una alimentación saludable.

    Los socios de Vitartis ofrecen innumerables muestras de ello, como la empresa leonesa Oblanca, que comenzó su actividad hace más de 50 años dedicándose al sacrificio, despiece y elaboración de aves.

    El equipo humano de Oblanca trabaja cada día en la innovación en productos, el crecimiento corporativo, la atracción de talento y en cómo generar valor de forma ética y sostenible.

    En este contexto, la compañía acaba de desarrollar unos nuevos embutidos de pollo curados, bajo su sello ‘Nutripollo’, con el fin de ofrecer al consumidor una forma saludable de comer embutido.

    El nuevo chorizo y salchichón de esta gama ofrecen la oportunidad de tomar una tapa diaria porque son bajos en grasas y calorías.

    Estos productos contienen más de un 80% de pollo fresco criado en granjas de Castilla y León de la propia compañía.

    En el último número de nuestra colección ‘‘Alimentos del Futuro’ puedes leer íntegramente el artículo.