• Tabladillo: cochinillo segoviano ‘Al horno y punto’

    La empresa segoviana Cárnicas Tabladillo cuenta con una tradición de más de 50 años dedicados a la cría y elaboración de cochinillo. La firma, socia de Vitartis, trabaja principalmente con producto fresco de alta calidad y su estrella, ‘Al horno y punto’, es fruto de muchos meses de trabajo y de su compromiso con la innovación.

    La empresa familiar segoviana Cárnicas Tabladillo, que cuenta con más de medio siglo de historia, se dedica a la cría y elaboración de cochinillo. Esta industria alimentaria trabaja con producto fresco de alta calidad y tiene como estrella ‘Al horno y punto’, fruto de su apuesta por la innovación.

    Se trata de un producto que lanzó tras muchos meses de trabajo para satisfacer las necesidades de los consumidores en el canal Horeca y en el retail; una solución fresca, natural, tradicional y limpia.

    ‘Al horno y punto’ consiste en una pieza de cochinillo envasada al vacío en una bolsa termorresistente cuya tecnología ha sido desarrollada por su equipo de I+D, que conserva el sabor tradicional de un horneado perfecto sin ningún tipo de aditivo.

    La compañía ha desarrollado una metodología propia de trabajo gracias a la cual ha conseguido un producto de alta calidad apostando siempre por la I+D, lo que le ha convertido en la mayor empresa productora de cochinillo de la provincia de Segovia, líder en el mercado nacional y con una fuerte expansión internacional.

    En el último ejemplar de nuestra colección Alimentos del Futuro puedes leer el artículo completo.

     

  • Transformación digital: la solución para el sector alimentario

    Sothis, empresa tecnológica socia de Vitartis, repasa la importancia de adoptar las nuevas tecnologías y la obtención de inteligencia a partir del dato para solucionar los retos a los que se enfrenta el sector agroalimentario

    No cabe duda de que estamos siendo testigos de una verdadera revolución tecnológica en la industria con la inclusión de avances como la hiperconectividad o la computación en la nube, que nos brindan soluciones a los desafíos a los que se enfrenta el sector alimentario.

    Estamos ante un nuevo paradigma donde el mercado exige una eficiencia, un control y una agilidad nunca vistas. Existe un consenso claro sobre la necesidad de implantar soluciones tecnológicas que permitan responder a esta demanda. Pero muchos se encuentran con un techo de cristal imposible de sobrepasar con sus sistemas y recursos actuales.

    La era del Big Data ha puesto de manifiesto la importancia de obtener e interpretar el dato como uno de los factores más decisivos del éxito empresarial, ya que permite tomar decisiones certeras a partir de una información objetiva y una simplificación de los procesos.

    También han cambiado las tendencias de consumo: hoy en día, la preocupación creciente por parte de la sociedad por una alimentación saludable incide directamente en la necesidad por parte del sector alimentario de garantizar la calidad de los productos, ser transparentes y sostenibles.

    Estamos ante un nuevo paradigma donde el mercado exige una eficiencia, un control y una agilidad nunca vistas.

    Las nuevas tecnologías como el Blockchain permiten garantizar la trazabilidad completa de los alimentos, siendo la información que nos proporcionan fiable y precisa, desde la producción de materias primas hasta llegar al supermercado. Así conseguimos, no solo garantizar la calidad, sino también identificar posibles vulnerabilidades y riesgos procedentes de algún punto concreto de la cadena de suministro.

    Los ERP como el SAP S/4HANA que ofrece SAP, permiten a las empresas del sector de la alimentación simplificar dicha cadena de suministro o las finanzas, entre muchos otros, además de ejecutarlos de manera sencilla en pocos minutos.

    Además, se reduce drásticamente el tiempo destinado a realizar muchas de las tareas y se automatizan otras, aumentando la eficiencia en acciones como reorganizaciones o lanzamientos de productos.

    Obtener inteligencia del dato

    Además, debemos tener en cuenta que en el sector alimentario se maneja una gran cantidad de datos en todas las partes de la cadena de suministro, y es necesario un sistema que centralice la información y permita acceder a esta fácilmente.

    Podemos obtener una enorme cantidad de datos procedentes del clima, información geoespacial, estado y rendimiento de las máquinas, procesos, etc. Los algoritmos inteligentes pueden procesarlos, agregando un notable conocimiento en tiempo real de la situación del negocio y la capacidad de poder anticiparse a muchos contratiempos, como son los cuellos de botella o las roturas de stock.

    La recolección y el análisis masivo de datos permite, por tanto, la optimización de los procesos que conforman la actividad del negocio, y abre la puerta a nuevos modelos, algoritmos y productos, como es la creación de simulaciones predictivas con las que poder tomar decisiones preventivas y evitar pérdidas económicas o de recursos. Todo gracias a la transformación digital.

    Sothis, compañía tecnológica líder en soluciones de ciberseguridad, gestión empresarial, SAP e ingeniería y consultoría digital, ha creado un portal llamado Sothis Academy. En él, se pueden encontrar vídeos explicativos en la que consultores especializados explican el funcionamiento y los beneficios que ofrece SAP para responder a algunos de estos retos. Una oportunidad de conocer el software desde dentro y conocer sus virtudes sin ningún compromiso.

     

     

     

     

     

  • Matarromera, hacia unos vinos más saludables

    La compañía vallisoletana Bodegas Familiares Matarromera, socia de Vitartis, tiene en la innovación uno de sus pilares desde su nacimiento en 1988, que se ha visto reflejado a lo largo de los años en los vinos sin alcohol, la gama de cosméticos o el desarrollo de un dispositivo para identificar enfermedades en el viñedo.

    Bodegas Familiares Matarromera ha diseñado un dispositivo alimentado por energía solar que recoge muestras de aire para su análisis en laboratorio y determinar la concentración de esporas de hongos responsables de la enfermedad de la madera.

    El dispositivo permite identificar a estos intrusos antes de que infecten la planta y así el viticultor dispone de información suficiente y contrastada para detectar la enfermedad y utilizar los fitosanitarios de forma sostenible. Y es que la sostenibilidad lo impregna todo y va desde el viñedo hasta la botella.

    El proyecto denominado ‘Viticast’, desarrollado por el departamento de I+D+i de la compañía, promueve además adaptar algoritmos para identificar los momentos más propicios de los posibles ataques de los hongos.

    Además, la innovación es una actitud y un compromiso que ha llevado a la empresa a participar junto con el Instituto de Salud Carlos III, el Centro Tecnológico Agroalimentario, Idainature y Agrozono, en el desarrollo de soluciones naturales, sostenibles e innovadoras, en la prevención y lucha contra las enfermedades de la madera, para que sean seguras y respetuosas con medio ambiente y la salud humana.

    Bodegas Matarromera ha sido una empresa pionera en sus procesos de innovación revolucionando el mundo de los vinos sin alcohol hace 15 años con la marca ‘Win’. Ahora cuatro referencias de estos vinos cuentan con la etiqueta V-Label, un sello de calidad para productos vegetarianos y veganos.

    Gracias a su apuesta por la investigación y la innovación han desarrollado aplicaciones patentadas para el uso de polifenoles extraídos de la uva en diversos campos como la cosmética, la nutricosmética y la alimentación.

    En el libro Alimentos del Futuro pueden conocer con detalle estas iniciativas.

  • Definir una estrategia para la sostenibilidad, un valor en la empresa alimentaria

    El proyecto ‘Odisea’ de Vitartis ha acogido en 14 sesiones de trabajo a más de 350 asistentes. Y se han abordado temas como la regulación sobre el uso de envases de plástico, la gestión de residuos y su fiscalidad, el Marco Estratégico de Energía y Clima o el régimen de comercio de derechos de emisión.

    La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, consciente de que la sostenibilidad es un valor fundamental para las empresas alimentarias, ha definido una estrategia integral con el objetivo de apoyarlas en la identificación e implementación de iniciativas y contribuir así al cumplimiento de las metas de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la ONU.

    La estrategia, dirigida a los socios de Vitartis, se ha definido a través del Proyecto Odisea en el que se han realizado 14 sesiones de trabajo con más de 350 asistentes en los últimos ocho meses.

    Algunas conclusiones de esta iniciativa:

    • Los socios tienen una opinión muy crítica con el ‘ecoetiquetado’, por su complejidad y de la falta de normativa que armonice los distintos estándares.
    • Consideran que es preciso avanzar en un proceso de estandarización del etiquetado, con el fin de ganar transparencia ante el consumidor y de luchar contra el ‘greenwashing’. El 61% de los consumidores, cree que la información sobre sostenibilidad debería ser obligatoria en el etiquetado.
    • El 65% de las compañías considera que el consumidor cuenta con información suficiente sobre su compromiso con la sostenibilidad.
    • Casi la mitad de los consumidores (49%) asegura no disponer de medios para comprobar la autenticidad de las afirmaciones de la compañía.

    En cuanto al propósito de integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible el proyecto ha puesto a disposición de los socios una herramienta que les pueda guiar en su integración. Para ello, se han seleccionado 11 ODS sobre los que las empresas alimentarias tienen un efecto más directo debido a su actividad y se ha contado con 15 empresas socias, de tres sectores: cárnico, vegetal y cereal y derivados.

    proyecto Odisea Vitartis webinar

    Webinar celebrado con los socios de Vitartis en el marco del proyecto ODISEA

    Además, en el marco de Odisea se ha trabajado para facilitar que las empresas conozcan y se anticipen al nuevo marco regulatorio europeo y nacional en cuanto a sostenibilidad, adaptando sus organizaciones y siendo capaces de aprovechar las nuevas oportunidades derivadas.

    El proyecto Odisea está financiado por la convocatoria 2021 de apoyo a AAEEII de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, cofinanciada con fondos Feder.

  • proyecto Odisea Vitartis webinar Vitartis pide armonizar la normativa sobre ‘ecoetiquetado’ y aboga por ganar transparencia ante el consumidor

    ■ El 61% de los consumidores cree que la información sobre sostenibilidad debería ser obligatoria en el etiquetado.

    VALLADOLID, 13 DE OCTUBRE DE 2021

    La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, ha recogido una opinión muy crítica de sus asociados en relación con el denominado ‘ecoetiquetado’, debido a la complejidad de las propias etiquetas y de la falta de una normativa específica que armonice los distintos estándares en vigor.

    Esta es una de las conclusiones del proyecto ‘Odisea’ que se acaba de clausurar, cuyo propósito ha sido colaborar con las industrias asociadas para que puedan incorporar la sostenibilidad como un valor para la empresa, así como el compromiso con la Agenda 2030 y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) establecidos por la ONU.

    Una de las líneas de trabajo del proyecto ‘Odisea’, que ha analizado la influencia de la sostenibilidad en las decisiones de compra, ha destacado que el 61% de los consumidores, según la OCU, cree que la información sobre sostenibilidad debería ser obligatoria en el etiquetado.

    Por otro lado, el 65% de las compañías considera que el consumidor cuenta con información suficiente sobre su compromiso con la sostenibilidad y las iniciativas que ha puesto en marcha al respecto. Sin embargo, lo cierto es que casi la mitad de los consumidores (49%) asegura no disponer de medios para comprobar la autenticidad de las afirmaciones de la compañía sobre su compromiso con la sostenibilidad.

    Esto datos se reflejan en el informe “Productos de consumo y venta retail: cómo la sostenibilidad está cambiando las preferencias de los consumidores”, de la consultora Capgemini.

    Además, los más de 50 socios de Vitartis que participaron en el análisis del denominado ‘ecoetiquetado’ —instrumento indispensable de comunicación al consumidor— fueron muy críticos con esta vía de información, debido a la complejidad de las etiquetas y de los estándares existentes.

    En opinión de los socios de Vitartis, es preciso avanzar en un proceso de estandarización del etiquetado, con el fin de ganar transparencia ante el consumidor y de luchar contra el ‘greenwashing’.

    Un valor para la empresa

    Por lo que se refiere al propósito de integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la estrategia empresarial de la industria alimentaria, de los 17 ODS existentes se han seleccionado los 11 sobre los que las empresas alimentarias tienen un efecto más directo debido a su actividad.

    Informe sostenibilidad VitartisEntre ellos, por ejemplo, los referidos al ‘Hambre cero’ (ODS 2), ‘Salud y bienestar’ (ODS 3), recursos hídricos y energía (6 y 7) o de alianzas para lograr los objetivos (17).

    Para medir la contribución a cada uno de estos objetivos, en las guías elaboradas en el marco del proyecto se ha propuesto una amplia batería de indicadores, que van desde el porcentaje de proveedores de materiales y productos con certificaciones sostenibles (ODS 12) a la existencia de programas de sensibilización y formación sobre hábitos de alimentación saludables (3) o de planes de conciliación familiar (8).

    El proyecto ‘Odisea’ está financiado por la convocatoria 2021 de apoyo a AAEEII de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, cofinanciada con fondos Feder.

     

    Sobre Vitartis

    Vitartis es la asociación que representa los intereses de la industria agroalimentaria de Castilla y León. Se caracteriza por impulsar la innovación abierta y colaborativa entre sus socios, entre los que se encuentran, además de las empresas agroalimentarias más representativas de la región, los centros tecnológicos y universidades, conformando así un ecosistema que facilita la transferencia de conocimiento y tecnología. Cuenta con más de 130 socios y reúne más del 40% de la facturación y del empleo del sector en la región.

  • jornada Vitartis innovando con BCC Innovation Be Food LAb La innovación abierta es clave para mantener la competitividad de la industria alimentaria

    La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León ha presentado los resultados del primer certamen Open Innovation de Vitartis, que han ganado la Universidad Católica de Ávila por el reto de Pistacyl; Digipest, por el planteado por Innoporc, así como Innovaverde, por el de Santa Teresa.

    VALLADOLID, 6 DE OCTUBRE DE 2021

    El futuro de la industria alimentaria pasa necesariamente por la adopción de procesos de innovación abierta para poder mantener la competitividad de sus empresas. Ésta es una de las principales conclusiones en las que han coincido hoy la directora general de Vitartis, Cristina Ramírez de Lara; y el responsable de rastreo de nuevas tecnologías en el LABe Digital Gastronomy Lab del Basque Culinary Center Innovation (BCC Innovation), Erich Eichstetter, en la jornada organizada por la Asociación y celebrada hoy en la Escuela de Cocina de Valladolid.

    “La innovación no está de puertas para adentro; ahora sale de las empresas para generar nuevas soluciones. No se puede estar al día sin la colaboración de otras empresas, de agentes vinculados al sector e incluso de los competidores”, ha explicado Erich Eichstetter. Así lo ha expuesto durante su participación en la jornada ‘Innovando con el Basque Culinary Center Innovation y Be food Lab’.

    Eichstetter es responsable de rastreo de nuevas tecnologías del Laboratorio (LABe) del BBC Innovation, una institución académica pionera a nivel mundial, y ha moderado una mesa redonda en la que se han presentado tres startups que trabajan en el ámbito de la innovación colaborativa, como ejemplos de éxito.

    La startup Moa Food parte los descartes de la industria alimentaria para crear superalimentos, ingredientes y aditivos; Digitanimal, a través de Internet de las Cosas y blockchain, controla la trazabilidad de la vida del ganado extensivo mediante un cencerro digital, que proporciona toda la información sobre la vida del animal. Y, por último, Innomy, que elabora proteína a base de hongos y diseña nuevos productos.

    Mesa redonda: Startups y gran industria: un nuevo paradigma de innovación

    Certamen Open Innovation

    Por su parte, la directora general de Vitartis, Cristina Ramírez de Lara, insistió en la importancia de “sumar la iniciativa emprendedora para acelerar los procesos de innovación de las empresas, ampliando el ecosistema de innovación abierta y colaborativa”.

    sumar la iniciativa emprendedora para acelerar los procesos de innovación de las empresas, ampliando el ecosistema de innovación abierta y colaborativa.

    En este contexto, la jornada ha sido el escenario elegido para dar a conocer los resultados del primer certamen Open Innovation de Vitartis, que, en el marco del proyecto VENCER, financiado a través de la ayuda regional a clústeres, se puso en marcha a principios de este año con el objetivo de apoyar al sector agroalimentario de Castilla y León a salir de la crisis provocada por la Covid19. Una iniciativa basada en la innovación y el emprendimiento.

    “Se trata de encontrar respuesta a los nuevos retos a los que se enfrenta el sector, en buena parte derivados de la pandemia, incorporando el talento y la capacidad creativa de los emprendedores, de estimular la generación de ideas y nuevos modelos de negocio y acelerar los procesos de innovación de las empresas agroalimentarias socias de Vitartis, para, en fin, mejorar su competitividad”, precisó la directora general de Vitartis.

    En total siete empresas socias de Vitartis de diferentes subsectores y tamaños plantearon otros tantos retos que se hicieron llegar a más de 40 agentes de innovación en contacto con redes de emprendedores y startups: lanzaderas, bioincubadoras, aceleradoras, clústeres, digital innovation Hubs, universidades, centros tecnológicos, entre otros, de toda España.

    Los ganadores del certamen, que se han dado a conocer esta mañana son: la Universidad Católica de Ávila por el reto de Pistacyl; Digipest, por el planteado por Innoporc, así como Innovaverde, por el de Santa Teresa.

    Vitartis Open Innovation: presentación de retos y soluciones ganadoras

    Nuevas tendencias

    Por su parte, el director de Be Food Lab, Pedro Prieto Hontoria, ha expuesto durante la jornada algunas de las nuevas tendencias que apunta el mercado.

    En su intervención ha subrayado que el consumidor actual “ya no compra lo que le ponen en el lineal, sino que demanda lo que quiere”. Y señala que no quiere solo productos saludables y funcionales, sino también que les ayuden a combatir el estrés y la ansiedad, y además está preocupado por el medio ambiente y la sostenibilidad.

    “Ahora hay un consumidor que busca el compromiso real de las empresas con la RSC, por eso hay que buscar que conviva lo tradicional con las nuevas tendencias. Es la generación P ‘con propósito’, que mira más allá, mira la RSC”.

    Prieto recomienda a las empresas “virar hacia el sector de los snacks y ofrecer nuevas experiencias al consumidor, con nuevos y diferentes sabores, partiendo de productos tradicionales, como el torrezno con sabor a piña, limón y picante”.

    Sobre Vitartis

    Vitartis es la asociación que representa los intereses de la industria agroalimentaria de Castilla y León. Se caracteriza por impulsar la innovación abierta y colaborativa entre sus socios, entre los que se encuentran, además de las empresas agroalimentarias más representativas de la región, los centros tecnológicos y universidades, conformando así un ecosistema que facilita la transferencia de conocimiento y tecnología. Cuenta con más de 130 socios y reúne más del 40% de la facturación y del empleo del sector en la región.

  • Estrés en los mercados energéticos

    Enerjoin, empresa colaboradora de Vitartis en servicios y actualidad energética, analiza cuáles son las causas de las actuales tensiones en los precios del mercado energético y cuáles son sus expectativas de evolución en los próximos meses. 

    Es de sobra conocido que la situación actual de todos los mercados energéticos es de mucho estrés a nivel de niveles de oferta de generación y de traslado de precios al consumidor final.

    Desde julio se han ido concatenando récords en los mercados mayoristas, debidos sobre todo al incremento de la demanda tras la ralentización de la economía en el 2020 y la falta de oferta de generación energética para cubrir la misma; esto sumado a que los mercados energéticos europeos son mercados de precio marginal, hace que los precios eléctricos europeos estén ahora siendo guiados por el precio del gas y los derechos de emisión.

    Cabe destacar que el gas suele tener una eficiencia del 50%, de tal modo que, para generar 1 MW de electricidad, es necesario utilizar 2 MW de gas, por tanto, el precio del gas afecta de forma doble al precio de la electricidad.

    Pero, ¿qué está pasando con el gas? Pues básicamente que estamos viendo tres factores simultáneos que afectan a un crecimiento continuado del precio:

    • Las tensiones geopolíticas a nivel de gasoductos: Rusia – UE – Asia y España – Marruecos – Argelia.
    • Un crecimiento de la demanda continuado en Asia respecto del gas natural licuado (GNL), ante el temor a un invierno duro como el del 2020 y el crecimiento de su propia demanda.
    • Un mercado a nivel mundial de GNL donde por primera vez se presentan datos de escasez de gas ante este repunte mundial de la demanda.

    Esto hace que actualmente la Unión Europea a nivel promedio tenga llenos tan sólo un 72% de sus almacenamientos de gas, cuando, por estas fechas, se deberían tener por encima del 90%, lo cual es una señal inequívoca de que, si no tenemos un invierno suave respaldado por una gran generación eólica, podremos tener graves problemas, no solo de precio, si no también de garantía de suministro.

    Por tanto, la industria se encuentra en una situación delicada en la cual se tiene una exposición total a este incremento de precios tanto del gas (>75 €/MWh) como de la electricidad (>180 €/MWh), bien porque tengan contratos indexados al mercado, o bien, porque teniendo precios fijos, estos hayan sido rescindidos.

    Del mismo modo, es un momento complicado para poder negociar precios fijos puesto que estas variaciones de precios de forma diaria generan mucha tensión en los mercados financieros y, prácticamente, todas las decisiones están pasando por mantenerlos indexados o bien, buscar opciones a largo plazo que permitan ganar mucho a corto, sacrificando el resultado a largo plazo.

    Así pues, los industriales estamos siendo sometidos a una situación en la cual todos los incrementos de materias primas ya se han llevado por delante los márgenes comerciales por lo cual, solo queda la opción de comenzar a trasladar todos estos incrementos a precio final, como paso previo a un momento que nunca se ha vivido a nivel de PYMES y que ya se está dando tanto en Europa como fuera del continente (como en China), que es la paralización de fábricas hasta que la señal de precios permita reabrir.

    Ahora mismo, todo se basa en poder trabajar internamente con la flexibilidad y eficiencia en el consumo, esperando que estas señales de los mercados se relajen para poder llegar cuanto antes al famoso abril 2022, momento en el cual, si que se adelante un cambio de tendencia en los precios de las materias primas; y, aquellas industrias que participan en los mercados, deberán permanecer atentas a la nueva subasta de energía a plazo que va a gestionar el gobierno, para tratar de obtener precios competitivos.

    Mientras tanto, sigamos informados para tratar de adelantarnos a los acontecimientos.

     

     

     

     

     

     

     

    Carlos Martín Graña (Responsable de Operaciones, Enerjoin)

  • Vitartis EREN Índice de Eficiencia Energética Vitartis colabora con el EREN en la creación del Índice de Eficiencia Energética que distinguirá a las empresas comprometidas con la sostenibilidad

    Cristina Ramírez de Lara, directora general de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León: “Es un proyecto ambicioso en cuanto que trata de definir un sello común a todas las ramas de actividad, teniendo en cuenta la complejidad y diversidad del tejido empresarial de Castilla y León, en el que la industria alimentaria juega un papel fundamental como seña de identidad regional”.

    VALLADOLID, 29 DE SEPTIEMBRE DE 2021

    La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, colabora con el Ente Regional de la Energía (EREN) en la puesta en marcha de un proyecto piloto cuyo objetivo es testar la metodología para crear el Índice de Eficiencia Energética Empresarial que permita distinguir a las empresas que apuestan por la eficiencia energética y por la sostenibilidad.

    “Se trata de un proyecto ambicioso en cuanto que trata de definir un indicador común para todas las ramas de actividad teniendo en cuenta la complejidad y diversidad del tejido empresarial de Castilla y León, en el que la industria alimentaria jugamos un papel fundamental como seña de identidad regional”, explica la directora general de Vitartis, Cristina Ramírez de Lara.

    Para ello, las empresas socias de Vitartis que quieran participar en esta iniciativa, además de contestar un cuestionario online, participan en una prueba piloto —mediante entrevistas personalizadas— para recoger datos que ayuden a ajustar y adaptar la metodología en las empresas. Finalmente, se envía un informe personalizado a cada una de las empresas participantes en el que se muestran sus resultados y una comparativa anónima con el resto de empresas del sector.

    Testar la metodología

    El objetivo de esta colaboración es testar la metodología de calificación energética desarrollada, evaluar la utilidad de los indicadores existentes, incorporar metodologías disponibles y adaptarla a la realidad de las empresas.

    El EREN, organismo dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, ha desarrollado en los últimos años esta metodología mediante la creación de un sistema de calificación con los objetivos de cuantificar y puntuar la eficiencia energética de las empresas de Castilla y León a través de la creación de escalas y rankings de calificación.

    Para lograr este propósito se ha definido un sistema de calificación a partir de la combinación de diversos indicadores parciales aplicados en distintos ejes de trabajo, de cuya agrupación ponderada resulta el indicador único. Tanto en la fase de definición de la metodología, como en el proyecto actual, el EREN cuenta con la colaboración técnica del Instituto Tecnológico de Castilla y León.

    Sobre Vitartis

    Vitartis es la asociación que representa los intereses de la industria agroalimentaria de Castilla y León. Se caracteriza por impulsar la innovación abierta y colaborativa entre sus socios, entre los que se encuentran, además de las empresas agroalimentarias más representativas de la región, los centros tecnológicos y universidades, conformando así un ecosistema que facilita la transferencia de conocimiento y tecnología. Cuenta con más de 130 socios y reúne más del 40% de la facturación y del empleo del sector en la región.

  • perdida de alimentos El impacto de la pérdida y el desperdicio alimentario: un problema global

    Hoy, 29 de septiembre, se celebra el Día Internacional de la Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, un día en el que se reivindica la necesidad de poner en marcha soluciones innovadoras que permitan cambiar la forma en la que se producen y consumen los alimentos a nivel mundial para conseguir sistemas alimentarios resilientes capaces de satisfacer la creciente demanda de alimentos por parte de la población.

    Anualmente se pierden o desperdician en todo el mundo más de 1.700 millones de toneladas de alimentos, lo que supone un tercio de la producción total y un coste económico de más de 780 millones de euros al año.

    La FAO estima que la producción de alimentos que terminan siendo descartados consume el 28% de la superficie agrícola mundial y un volumen de agua superior a 250 km3, por lo que es necesario reducir la pérdida y desperdicio alimentario para garantizar el uso eficiente de la tierra y los recursos naturales.

    ¿Cuál es el papel de la industria alimentaria contra el desperdicio?

    Los alimentos se pierden o desperdician a lo largo de toda la cadena agroalimentaria, pero es en los hogares donde se producen la mayoría de las pérdidas (42%), seguidos de la industria transformadora (39%) y la restauración (14%). Según la FAO, en la industria alimentaria europea, un 12% de los alimentos se pierde o se desperdicia durante la manipulación y almacenamiento previos a su transformación.

    En el Informe de Desperdicio Alimentario en la Industria y la Distribución en España, se recogen algunas de las causas que provocan la pérdida o el desperdicio de alimentos en las industrias alimentarias. Las empresas participantes en el estudio destacan como causas principales de generación de pérdidas y desperdicios de alimentos las desviaciones en los estándares de calidad del producto (23%) y las mermas inherentes al proceso de producción (22%).

     

     

    La mayoría de las empresas participantes en la elaboración de este informe declaran disponer de una estrategia o política enfocada en la lucha contra el desperdicio de alimentos, y promover prácticas destinadas a la prevención e identificación del origen del desperdicio. Tan solo un 8,03% declara no conocer, o no haber investigado, cuáles pueden ser los motivos por los que se este se genera.

    Entre las estrategias más comunes que realizan las empresas para dar una segunda vida a las materias primas o productos no aprovechados, se encuentra la generación de subproductos alimentarios, destinados en su mayoría a la alimentación animal; su uso en procesos productivos alternativos; la producción de biocombustibles y la producción de energía eléctrica.

    La implementación de estas políticas está alineada con la jerarquía de recuperación de alimentos propuesta por la EPA (United States Environmental Protection Agency), que prioriza las acciones de prevención y reducción del desperdicio de alimentos antes que la gestión de los residuos, y permite constatar el fuerte compromiso de las empresas agroalimentarias españolas con la sostenibilidad económica, medioambiental y social.

    Vitartis y la lucha contra el desperdicio alimentario

    La industria alimentaria de Castilla y León tampoco es ajena a los graves perjuicios que supone a largo plazo el uso indiscriminado de recursos y la generación de pérdidas y desperdicios de alimentos a lo largo de toda la cadena de valor agroalimentaria. Esto es algo que quedó patente en la encuesta de sostenibilidad realizada a los socios de Vitartis a finales de 2020 donde se obtuvieron algunos datos muy interesantes al respecto:

    • El 71% de los socios disponía ya (41%) o estaba en proceso de incorporar (30%) algún programa de gestión ambiental y de reducción de los consumos y de las emisiones.
    • La mayoría de los socios de Vitartis ha puesto en marcha alguna iniciativa para mejorar la eficiencia en la gestión de la energía que utiliza en sus procesos de producción (72,5%), de los residuos o subproductos generados (57%), del agua (48%) o de otros insumos (plásticos, material de oficina, material de limpieza…), como señaló el 64% de los encuestados.

    En Vitartis seguimos trabajando para conseguir una industria alimentaria sostenible desde la óptica de la quinta cuenta de resultados: económica, social, medioambiental, el buen Gobierno y las personas. Es por ello que desde la Asociación se ha promovido la participación en proyectos como GO SAVE FOOD, Mencí3a, BioEconomIA o Reinova SI con el objetivo de fomentar la economía circular, reducir las pérdidas y desperdicio de alimentos e incrementar la eficiencia de los procesos productivos a través de la innovación.

    Elsa Álvarez, Sonia González (Técnicos de innovación Vitartis)

  • formación profesional dual Vitartis valora el esfuerzo de la Junta por modernizar la FP Dual y propone seguir trabajando juntos para lograr el modelo que más beneficie a la sociedad

    ■ Pedro Ruíz Aragoneses, presidente de la Asociación: “Defendemos el valor de la colaboración público-privada como una herramienta imprescindible para obtener el gran potencial que encierran los modelos formativos modernos”.

    VALLADOLID, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2021

    El presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, Pedro Ruiz Aragoneses, ha valorado hoy el esfuerzo que realiza la Junta de Castilla y León por modernizar la FP Dual, al tiempo que ha propuesto “seguir trabajando juntos para conseguir implantar el modelo que más pueda beneficiar al desarrollo social”.

    En este sentido, dijo, “defendemos el valor de la colaboración público-privada como una herramienta imprescindible para obtener el gran potencial que encierran los modelos formativos modernos, con efectos directos en la mejora del empleo y en el posicionamiento de las industrias en un mercado global”.

    Ejemplo de ello, añadió, “es este convenio, que aúna esfuerzos de la Administración y de las empresas en asuntos de tanto interés como la recuperación de la figura del aprendiz en la industria, el diseño de programas específicos de FP Dual o la formación de tutores, entre otros”.

    junta directiva

    Así lo ha explicado el presidente de Vitartis tras la firma del convenio de colaboración con el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero; el presidente de la Fundación Kerbest, Alberto Pascual; el representante de la Fundación Bankia, Juan Carlos Lauder; y el presidente de Urcacyl, Fernando Antúnez. Un compromiso orientado a impulsar la mejora de la FP Dual y facilitar la incorporación de jóvenes a las empresas del sector agroalimentario.

    El convenio ahonda en la necesidad de contribuir al desarrollo de la cualificación profesional y del talento en las empresas, así como a la estabilidad del empleo. Unos principios, dijo Pedro Ruiz, que “residen en los tres pilares del nuevo Plan Estratégico de Vitartis: sostenibilidad, competitividad y responsabilidad”.

    La firma del convenio se ha llevado a cabo en el monasterio de la Santa Espina (Valladolid), donde posteriormente se ha celebrado la Junta Directiva de la Vitartis.

    Sobre Vitartis

    Vitartis es la asociación que representa los intereses de la industria agroalimentaria de Castilla y León. Se caracteriza por impulsar la innovación abierta y colaborativa entre sus socios, entre los que se encuentran, además de las empresas agroalimentarias más representativas de la región, los centros tecnológicos y universidades, conformando así un ecosistema que facilita la transferencia de conocimiento y tecnología. Cuenta con 130 socios y reúne más del 40% de la facturación y del empleo del sector en la región.