• ‘The Magic Burger’: no podrás creer que no sea carne

    Fiel al ADN innovador de los socios de Vitartis, hace cerca de tres años que Campofrío decidió apostar por la incorporación a nuevos mercados en auge en la industria alimentaria, como el de las proteínas vegetales. Bajo la marca Campofrío Vegalia, la empresa burgalesa ha lanzado una línea de productos destinada a dar una respuesta de calidad al consumidor vegano o flexitariano.
    Elaborada con los mejores ingredientes naturales (aceite de girasol, proteína vegetal de soja y guisante o champiñones), la ‘Magic Burger’ es una magnífica hamburguesa 0% carne y 100% sabor, avalada por el certificado V-Label para el consumo vegano. Es el resultado de meses de trabajo y fruto de una metodología de ensayo e investigación que ha permitido conseguir el mejor sabor y la textura perfecta para un mercado al alza cada vez más exigente.
    Su elaboración diaria en la planta de Campofrío Frescos (Burgos) permite garantizar su frescura en el punto de venta: hostelería, libre servicio y supermercados.
    ‘The Magic Burger’ viene a revolucionar el mercado de la proteína vegetal con un producto de la mejor calidad producido en Castilla y León. Su textura y sabor no tienen nada que envidiar al de cualquier hamburguesa animal, de ahí nace su claim, que pone en palabras lo que pasará por tu mente con el primer mordisco: “No puedo creer que no sea carne”.
    Si quieres conocer más acerca del proceso de innovación de Campofrío Frescos, no te pierdas el artículo íntegro en el libro Alimentos del Futuro.

  • molendum soja cocinada Molendum: la tecnología al servicio de los análogos de carne vegetales

    La empresa Molendum Ingredients, ubicada en el polígono industrial de la localidad zamorana de Coreses, es un exponente del uso de la tecnología al servicio de la innovación en la industria alimentaria de Castilla y León, en este caso, para la obtención de análogos de carne vegetales a partir de legumbres.

    La empresa, que pertenece al grupo Dacsa, trabaja con legumbres desde hace dos décadas y ha dado el salto a la producción de análogos de carne como parte de un proceso lógico en su evolución. Para ello, ha montado una instalación en la que van a trabajar con proteína de guisante para producir la materia prima que otras empresas transformarán en productos finales, a partir del uso de la molienda y la extrusión.

    Los análogos de carne vegetal han venido para quedarse. Su producción plantea retos técnicos y de aprovisionamiento que se irán perfilando en un futuro cercano. Sin embargo, lo que era impensable hace apenas cinco años, como fabricar hamburguesas a partir de guisantes o soja que supieran y olieran como las tradicionales, hoy es ya una realidad.

    El uso de la extrusión confirmó que a partir de una fracción con alto contenido en proteína se podían obtener productos que, una vez procesados, tenían una textura similar a la carne. La investigación que ha desencadenado en estos desarrollos tecnológicos, unido a los cambios sociológicos en los hábitos de consumo, han llevado al desarrollo de estos análogos de carne vegetal.

    En este proceso, se han dado diferentes factores como el hecho de que la sociedad es cada vez más consciente de que los recursos naturales son limitados; la extensión de conceptos como el veganismo y el flexivegetariano; la difusión de las recomendaciones médicas para reducir le consumo de carne roja; y las mejores prácticas agrónomas aplicadas al cultivo de legumbres.

    El artículo completo en nuestro libro Alimentos del Futuro .

     

  • Campelo innova con una harina de castaña premium

    La empresa Campelo ha dado un paso más en su proceso de innovación y búsqueda de nuevos productos para llevar la harina de castaña a todo los hogares y profesionales del sector. Una muestra más de la riqueza y variedad de la industria alimentaria de Castilla y León, representada en los socios de Vitartis.

    La empresa, ubicada en El Bierzo, ha realizado una inversión de tres millones de euros para el lanzamiento de este nuevo producto premium que se presenta en diferentes formatos, calidades y granulometrías. Además, se estabiliza la demanda de este fruto seco autóctono y se logra obtener la máxima calidad de la castaña.

    Por su procedencia de castaña seca, tiene un alto contenido en carbohidratos complejos de liberación lenta y porcentajes de grasa muy bajos, lo que la hace ideal para como aporte energético. Además, es fuente de minerales tales como hierro, magnesio, zinc, fósforo y calcio. Aporta vitaminas A, E, C y varias del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B12).

    También cabe subrayar que, al tratarse de un producto sin gluten, es especialmente interesante para las elaboraciones destinadas a personas intolerantes, aportando un sabor especial y característico difícil de encontrar en otras harinas sin gluten.

    La harina de castañas puede utilizarse como espesante de salsas para la elaboración de panes, bechamel, tempuras y otras preparaciones debido al proceso de elaboración especial de Campelo, que permite obtener un producto sin impurezas.

    Si quieres conocer el proceso de innovación de Campelo, no te pierdas el artículo íntegro en el libro Alimentos del Futuro.

  • Un orgullo y una gran responsabilidad

    Pedro Ruiz Aragoneses, presidente de Vitartis

    La última Asamblea General de Vitartis el 9 de marzo dio el visto bueno al relevo en la Presidencia. Es un orgullo, pero sobre todo una gran responsabilidad, asumir este nuevo reto.

    Antes de nada, me gustaría volver a felicitar y agradecer el trabajo de los últimos tres años liderado y presidido de forma magistral por Beatriz Escudero. No solo por los logros obtenidos, sino por la forma de haberlos conseguido y los valores proyectados desde la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León a todos los grupos de interés con los que se ha podido interactuar. Hago extensiva, por supuesto, esta felicitación a toda la Junta Directiva, así como al gran equipo liderado por una de las personas que mejor conoce la asociación: Cristina Ramírez, nuestra directora.

    Y, en esta nueva andadura para los próximos tres años, espero estar a la altura de lo que supone esta responsabilidad y estar al servicio de todo lo que la Asociación y nuestros asociados puedan necesitar en lo personal y en lo profesional y en todo aquello que necesite nuestro sector y nuestra región.

    En uno de los periodos más convulsos de nuestra historia moderna tenemos grandes retos por delante.

    Una de las primeras iniciativas ha sido la creación de un Comité especial de presidentes, reconociendo también la labor de los que me han precedido en el cargo: Carlos Moro, también fundador, Félix Moracho y Beatriz Escudero. El objetivo es analizar y apoyar algunos de los temas más estratégicos de Vitartis y preservar los valores y la esencia de nuestra Asociación. Por supuesto, siempre refrendado con el trabajo de la Junta Directiva y de todos los socios en los momentos que así se exija.

    Además, ya estamos trabajando en la primera ronda de contactos y reuniones con todos los grupos de interés y en el diseño de nuestro próximo Congreso, tan pronto como sea posible de forma presencial, pues el primer congreso, coincidiendo con nuestro décimo aniversario, marcó un hito en la Asociación.

    Existen, actualmente, tres grandes líneas de trabajo:

    Una primera línea continuista con el trabajo realizado hasta ahora y reflejado en un potente y profundo plan estratégico que se aprobó en la última Junta Directiva y se refrendó en la Asamblea de socios. Con tres pilares estratégicos: sostenibilidad, competitividad y responsabilidad. Y desarrollado en 13 planes de acción, abiertos y dinámicos.

    La segunda línea es la preocupación que nos ha traído hasta aquí y el afán por situar a la Industria Alimentaria de Castilla y León como una de las señas de identidad de la región, como mostraba la última portada de nuestra revista. No solo como uno de los grandes motores económicos y sociales de la región, sino como uno de los sectores estratégicos y esenciales de nuestra tierra, como se ha podido demostrar históricamente y en especial en el último año. Seguiremos trabajando por ocupar el puesto y el peso que merecemos en nuestra región y fuera de ella.

    La tercera línea de trabajo es la preocupación por la proyección nacional e internacional. Conocer, aprender y desarrollar nuestro modelo de asociación en el ámbito nacional y también con otros países para mejorar nuestras buenas prácticas y servir de apoyo y proyección a los socios, al sector y a la región. Destacando el concepto de glocalización, respetando el origen y la identidad local con la visión y la actividad en un mundo globalizado.

    Todo ello desde una actitud proactiva y positiva de trabajo y comunicación con todos nuestros grupos de interés, con el fin de sumar y tender puentes para el mejor de los desarrollos y los intereses comunes.

    Junto al carácter esencial de nuestra actividad, este último año ha servido para poner de relieve también la transversalidad de nuestra actividad: sector primario, industria y transformación, el sector servicios y las diferentes líneas de distribución. Y ahora, ante un gran reto como es la llegada de los fondos estructurales europeos y nuestra contribución a ayudar a que el reparto y la generación de valor de estos fondos puedan generar el mayor desarrollo económico y social para los sectores más desfavorecidos; y también para apoyar las mejores iniciativas de cara al futuro de nuestra región, junto a otros grandes actores de la Comunidad como Facyl o Empresa Familiar con el fin de aunar fuerzas y aprovechar de manera eficiente los recursos disponibles.

    Siempre desde los valores que han marcado y seguirán marcando la identidad de Vitartis: liderazgo, innovación, sostenibilidad, calidad, compromiso con nuestra tierra y nuestros socios, independencia y colaboración.

    Desde la ejemplaridad, transparencia y coherencia que defendemos y que exigimos con grandes retos por delante: el cambio climático, la integración de los ODS en la estrategia de la Asociación y de nuestros asociados, la visión responsable desde una quíntuple perspectiva, la innovación y la transferencia de conocimiento como seña de identidad, el dimensionamiento de nuestras empresas,  el desarrollo económico y social de nuestra tierra y la generación de riqueza y desarrollo (especialmente en el medio rural), la digitalización y la integración total de la industria 4.0.

    Y, por supuesto, con el foco en las personas contribuyendo y protegiendo la salud, la seguridad y el desarrollo personal y profesional. Desde la cultura colaborativa, construyendo la marca España y Europa; y siendo uno de los principales garantes de la seguridad alimentaria a nivel internacional.

    No nos conformamos con que nuestro sector sea sinónimo de supervivencia, como ha demostrado en su crecimiento después de la crisis del 2008 y la actual, sino también de sofisticación y vanguardia. Siempre arraigados y comprometidos con nuestra tierra, sus gentes, su historia y su cultura.

    El equipo de Vitartis, y yo mismo trabajaremos por la competitividad y la eficiencia de nuestro sector con el fin de seguir siendo punta de lanza a nivel regional, nacional e internacional. Con otro gran reto también inmediato: evitar que los ERTES declarados en todos estos meses no se acaben convirtiendo en ERES y seamos capaces de detener la destrucción de empleo, abogando por mantener y crear empleo de calidad y fortalecer el tejido productivo de la región.

    No puedo evitar terminar sin transmitir mi pésame a todos aquellos que han perdido a seres queridos durante esta terrible pandemia. Y quiero enviar un mensaje de esperanza y ánimo a quienes estéis sufriendo las terribles consecuencias sanitarias, económicas y sociales de esta maldita situación. Y me alegro especialmente por la recuperación de nuestro consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, al que deseamos una pronta recuperación total para poder seguir trabajando por nuestra tierra y su gente.

    Y quiero hacerlo recogiendo nuevamente las palabras de una mujer ejemplar en su tiempo, Eleanor Roosevelt: “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”.

  • Revista Vitartis 2021: “La industria alimentaria, seña de identidad de Castilla y León”

    La Asamblea General de Vitartis ha sido el escenario elegido para presentar, como cada año, la revista anual de Vitartis, la sexta que elaboramos, desde que arrancamos con este proyecto en 2016.

    Una publicación de 72 páginas que pretende ser, por una parte, una memoria anual de la actividad que ha desarrollado la Asociación durante el año anterior; y por otra, un medio para dar voz a los socios, así como a figuras relevantes para la industria alimentaria de Castilla y León, que nos ayuden a analizar la situación del sector y las claves de futuro.

    Y es que cada año hemos avanzado tratando de dotar a esta publicación de más contenidos de interés para nuestros socios, que contribuyan a tener una visión más amplia del sector y de nuestros asociados.

    En este número, igual que ya hiciéramos en el de 2020, hemos elaborado un cuadernillo monográfico, que en esta edición está dedicado al análisis de coyuntura del sector agroalimentario. Son muchos los datos que reflejan la situación por la que atraviesa el sector y cómo se ha visto influenciado por la crisis sanitaria Covid-19.

    En general, la industria alimentaria ha mantenido una alta actividad, que se ha traducido en un incremento de producción y ventas, salvo en algunas líneas de actividad, como bebidas, por el desplome de la demanda del canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías).

    En este cuadernillo especial dedicado al sector agroalimentario se recoge la opinión del catedrático de Análisis Económico y director de Observatorio sobre el sector Agroalimentario de Cajamar, Joaquín Maudos, quien subraya que “la Covid-19 destapa la resiliencia del sector”. Maudos también aboga por aprovechar los fondos europeos para apoyar al sector, sobre todo, a las pymes.

    En estas páginas también se puede leer la opinión de nuestro expresidente, presidente de Huercasa y de Cartif, Felix Moracho, quien anima a reflexionar a los empresarios del sector sobre algunas cuestiones fundamentales en estos momentos, como la sostenibilidad y la digitalización.

    Especial interés tiene en esta edición la habitual encuesta que hacemos a principios de cada año entre los socios, con el fin de conocer el estado de opinión y las previsiones para el nuevo ejercicio. En esta ocasión, la encuesta refleja el impacto de la pandemia en la actividad de las industrias. Y cabe destacar, en este sentido, que los socios de Vitartis incrementaron sus plantillas de empleados en un ejercicio tan complejo como el de 2020.

    Por otro lado, en las páginas de la edición de este año publicamos distintas entrevistas de interés. Una de ellas, con el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, quien hace hincapié en que “la normalidad en el abastecimiento contribuyó a que la sociedad superara con más entereza la crisis”.

    En otra de las entrevistas el protagonista es el CEO de Grupo Helios, Julio Pérez, quien señala que la “hostelería y el turismo deben contar con un plan especial de apoyo público”.

    El profesor, formador y conferenciante Javier Sirvent es otra de las voces que hemos querido invitar a participar en nuestra publicación. Sirvent asegura que 2020 es el año de “botonazo digital” y que ha tenido que llegar una pandemia para que nos diéramos cuenta de la importancia que tiene la digitalización.

    Además, los reportajes habituales de la revista, que en esta edición se dedican a nuestros socios Golydul y al Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (Irnasa) y la opinión de algunos de los últimos socios incorporados (Tabladillo, Deovino y Grupo AN). Sin olvidar, como cada año, el editorial de nuestra presidenta, Beatriz Escudero, y el artículo sobre los retos del 2021 de nuestra directora general, Cristina Ramírez de Lara.

    Y estos y otros más son los temas que puedes leer en el último número de nuestra revista VITARTIS2021.

  • Angulas Aguinaga, innovación al servicio de una alternativa healthy

    Nuestro socio Angulas Aguinaga cuenta con un departamento de I+D que está constantemente investigando para adelantarse a los consumidores y a sus formas de consumo con el fin de ofrecer soluciones eficaces desde el punto de vista de la alimentación. Un ejemplo más de innovación de la industria alimentaria de Castilla y León.

    Para ello, dispone de un amplio equipo de profesionales altamente cualificados que se esfuerzan en innovar y mejorar la calidad de sus productos, adaptándose a las necesidades del mercado y los consumidores.

    De hecho, la empresa ha dispuesto de un equipo de I+D+i desde sus orígenes, a lo que hay que sumar al de calidad, integrado por técnicos con profundos conocimientos en Surimi, que han recibido formación en Japón, cuna y mayor consumidor del mundo.

    Como respuesta a las nuevas necesidades de consumo dentro de la tendencia healthy, Angulas Aguinaga ha lanzado al mercado Krissia® 0%mg, que no contiene grasas, ni grasas saturadas. Se trata de unas barritas de surimi, fuente natural de proteína de pescado, ligero, sin grasa y con solo 10 kilocalorías por barrita. Un producto innovador que responden a las necesidades de salud y bienestar, sin renunciar al sabor, jugosidad y calidad del producto original.

    En esta apuesta por la innovación, Angulas Aguinaga pretende también convertir a La Gula del Norte® en una de sus marcas de alimentación de referencia en materia de calidad, versatilidad y conveniencia.

    En el último número de nuestra colección Alimentos del Futuro puedes leer el artículo completo.

     

  • Oblanca, innovación para comer embutidos saludables

    La industria alimentaria de Castilla y León es ejemplar en su apuesta por la innovación para desarrollar nuevos productos que se ajusten a las demandas cada vez más exigentes de los consumidores, preocupados por una alimentación saludable.

    Los socios de Vitartis ofrecen innumerables muestras de ello, como la empresa leonesa Oblanca, que comenzó su actividad hace más de 50 años dedicándose al sacrificio, despiece y elaboración de aves.

    El equipo humano de Oblanca trabaja cada día en la innovación en productos, el crecimiento corporativo, la atracción de talento y en cómo generar valor de forma ética y sostenible.

    En este contexto, la compañía acaba de desarrollar unos nuevos embutidos de pollo curados, bajo su sello ‘Nutripollo’, con el fin de ofrecer al consumidor una forma saludable de comer embutido.

    El nuevo chorizo y salchichón de esta gama ofrecen la oportunidad de tomar una tapa diaria porque son bajos en grasas y calorías.

    Estos productos contienen más de un 80% de pollo fresco criado en granjas de Castilla y León de la propia compañía.

    En el último número de nuestra colección ‘‘Alimentos del Futuro’ puedes leer íntegramente el artículo.

  • Una herramienta para adelantarse a las amenazas del cambio climático

    La preocupación por la incidencia del cambio climático en la industria alimentaria de la Comunidad ha llevado a Vitartis a elaborar un amplio estudio que analiza su vulnerabilidad ante esta nueva realidad, con el fin de que las empresas puedan tomar medidas y anticiparse a los riesgos.

    El ‘Plan de adaptación al cambio climático del sector agroindustrial de Castilla y León’ se ha elaborado en colaboración con la consultora Omawa Huella Ecológica y la participación de un amplio equipo de expertos, representantes de AB Azucarera Iberia, Agropoza, Fundación Global Nature, Itacyl, Matarromera, Huercasa, Innoporc, Irnasa-Csic, la Oficina Española de Cambio Climático, Itagra, el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Castilla y León, Lainez Biotrends Consultora Estratégica, Universidad de León y Valora Consultores.

    Es un ambicioso trabajo que ha dado como resultado una herramienta muy útil para el sector, porque señala los aspectos más vulnerables de las industrias ante los efectos del cambio climático; y porque es un instrumento para poder anticiparse a esas amenazas.

    Este Plan alerta, por ejemplo, sobre el riesgo futuro de los recursos hídricos de la Comunidad y la progresiva pérdida de calidad del suelo. Y apunta la importancia de fortalecer la planificación y la gestión de los recursos hídricos de Castilla y León, además de tomar medidas que garanticen el uso eficiente del agua y la mejora de los sistemas de almacenamiento, conservación y reutilización, así como los sistemas de riego.

    En relación con la pérdida de la calidad y fertilidad del suelo, el estudio señala la necesidad de mejorar la formación de productores y profesionales del sector sobre estos extremos, así como impulsar técnicas de conservación y la gestión de nutrientes.

    Y también advierte sobre el impacto de los incendios en el proceso de desertificación del suelo, por lo que se recomienda intensificar las campañas de prevención y de información, tanto en el ámbito de empresas y profesionales como en la sociedad en general.

    Aquí puedes leer el ‘Plan de adaptación al cambio climático’ completo.

  • La colaboración, clave para producir alimentos más saludables

    Si de algo es ejemplo Vitartis —y se siente orgullosa por ello— es por promover la cultura de la colaboración entre sus socios; no solo entre las empresas, sino también entre éstas y los socios tecnológicos (universidades y centros tecnológicos). Colaboración para mejorar su competitividad y aportar productos más innovadores al mercado.

    Los ejemplos son innumerables, a través de distintos programas e iniciativas que impulsa la propia Asociación y sus resultados patentes.

    Uno de los más novedosos es el protagonizado por Azucarera, Granja de Desarrollo Ovino AGM y el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León Itacyl.

    Los tres socios han trabajado conjuntamente para lanzar al mercado Prebionat, un proyecto financiado por Betalia, la marca de alimentación animal de Azucarera, de la mano de Granja AGM y con el respaldo técnico del Itacyl.

    Es un producto testado científicamente para mejorar, modificar y desarrollar la flora intestinal de los corderos y ovejas mediante la alimentación de las bacterias beneficiosas y la expulsión de las patógenas.

    Prebionat es pionero ya que alimenta la flora intestinal del animal sin necesidad de más aportaciones de probióticos externos: es el propio animal el que aumenta su sistema inmunológico a través del consumo de este producto como complemento a su alimentación diaria.

    Esta iniciativa ha conseguido desarrollar tres productos: Prebionat Gestación, Prebionat Nacimiento y Prebionat Lactancia, que se inspiran en los remedios de los pastores trashumantes basados en las plantas medicinales, a los que se une la más avanzada biotecnología en la extracción de prebióticos del tipo fructooligoscáridos presentes en la remolacha azucarera.

    En la actualidad, más de 70.000 reproductoras, tanto de macrogranjas como de otras de carácter familiar que hay en España, se benefician de los buenos resultados del consumo de estos productos.

    En el último número de nuestra colección de libros ‘Alimentos del Futuro’ puedes leer el artículo completo y conocer todos los beneficios que aportan estos novedosos productos en la vida de los animales.

  • La industria agroalimentaria como eje en la lucha contra la ‘España vaciada’

    Lourdes Gullón, presidenta de Galletas Gullón

    “Somos la primera barrera contra la despoblación de Aguilar de Campoo”, esta frase fue una de las primeras cosas que me dijo mi madre, María Teresa Rodríguez, cuando me puse al frente de la compañía. Ella siempre me mostró que la migración de la población rural a la ciudad era un fenómeno natural y uno de los mayores riesgos que asume el campo. Con el tiempo aprendí que, el envejecimiento de la población comenzó a ser una preocupación creciente, primero entre los vecinos de la comarca de la Montaña Palentina que veían apagarse las calles y cerrar las escuelas, y luego entre el sector privado y autoridades.

    Pues bien, el pasado verano, Juan Carlos de Margarida, presidente del Colegio de Economistas de Valladolid (ECOVA), en la presentación del Observatorio Agroalimentario destacó que el sector agroalimentario “era una de las realidades que sirven para revertir la despoblación y el abandono del mundo rural”. En su intervención, el presidente de ECOVA afirmaba que “Castilla y León necesita de un sector agroalimentario que apueste por la elaboración de productos innovadores, que logre la transformación digital de las empresas, para poder acceder a los mercados exteriores en condiciones de competitividad y, al mismo tiempo, consiga la colaboración en la cadena alimentaria para hacerla más sostenible con el objetivo prioritario de ganar competitividad”.

    Galletas Gullón recogemos este ‘guante’. Nuestros planes de crecimiento están estrechamente ligados a la continua modernización de nuestras factorías de Gullón y VIDA basadas en Aguilar de Campoo, donde otros abandonaron su lugar de nacimiento, nosotros planteamos nuestro desarrollo económico en paralelo con el desarrollo humano de la villa. Además, tenemos un impacto económico muy positivo en la región, nuestros proveedores son mayoritariamente locales, de esta forma dinamizamos la agricultura de una de las principales regiones de cereales de España. En la actualidad, generamos más de 1.600 empleos directos, sin contar indirectos, y tenemos el orgullo de poder decir que en nuestras fábricas trabajan hasta tres generaciones de las familias de la zona.

    En una reciente reunión que mantuvimos con la Carlota Amigo, consejera de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, presentamos nuestros planes de ampliación de plantilla para 2030. Para lograr que sean una realidad, necesitamos el apoyo de las autoridades (locales, autonómicas y nacionales) para facilitar las condiciones para que las personas puedan desarrollar sus proyectos de vida en los pueblos.

    La actual coyuntura de crisis provocada por la pandemia del covid-19 ha desencadenado una respuesta europea plasmada en unos fondos de inversión, ya sean asociados al Plan de Resiliencia, o a los Fondos FEDER, o a las de la Transición Justa, que son grandes oportunidades para que la industria agroalimentaria de toda España pueda continuar creciendo. Creciendo desde la sostenibilidad y la responsabilidad con el entorno, en nuestro caso con Aguilar de Campoo y las comarcas cercanas.

    El sector agroalimentario es crucial en la vertebración del mundo rural y en la lucha contra la ‘España vaciada’ y por ello es necesario que el sector privado y el público remen en la misma dirección.

    Nuestro propósito es continuar siendo el principal fabricante de galletas europeo y mantener nuestra producción en Aguilar de Campoo y una de las piedras angulares de nuestros objetivos se sitúa en frenar y revertir la despoblación que sufre la región.